Comisión que indaga apagones en Puerto Rico exige datos

Una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos exigió el viernes a la compañía a cargo de la transmisión y distribución de electricidad en Puerto Rico que entregue información e...

Una comisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos exigió el viernes a la compañía a cargo de la transmisión y distribución de electricidad en Puerto Rico que entregue información esencial, en medio de los apagones en la isla que han indignado y exasperado a muchos.

La Comisión de Recursos Naturales ordenó a la compañía Luma que envíe la información para el 22 de octubre, incluyendo el número de trabajadores de mantenimiento que emplea, el tiempo estimado que una unidad de generación estará inoperable y los paquetes de compensación y cargos del personal que gana más de 200.000 dólares al año.

La carta se conoce dos días después de que varios funcionarios, entre ellos el director general de Luma, Wayne Stensby, declararon en una audiencia de la comisión para conocer más sobre los actuales apagones en Puerto Rico.

Muchas de sus respuestas fueron incompletas. Ustedes se negaron a responder otras, dijo el panel, que supervisa los asuntos de la isla, que es territorio estadounidense.

La Cámara de Representantes de Puerto Rico había demandado a Luma para obtener información similar, y la Corte Suprema del territorio le ordenó a la compañía que la entregara, lo cual no ha ocurrido. En ese momento, Stensby dijo que la compañía es privada y la información es confidencial.

Luma emitió el viernes un comunicado en el que dijo que sus más de 3.100 empleados trabajan duro a pesar de los numerosos y muy difíciles desafíos de aquellos que se oponen a la transformación y agregó que se ha difundido mucha desinformación. Pero la compañía no abordó las preguntas ni las preocupaciones planteadas por la comisión.

Los apagones han forzado a cerrar escuelas y negocios, y generado preocupación entre quienes necesitan insulina u oxígeno medicinal. La falta de electricidad ha causado además pérdidas a miles de negocios en toda la isla, como la pequeña tienda de Carmen Lydia de Jesús, en la localidad montañesa de Ciales.

De Jesús calcula que ha perdido unos 6.000 dólares al no poder abrir su negocio, y que las variaciones de tensión causaron un incendio en su casa y daños por más de 4.000 dólares.

No me quemé yo de milagro, dijo. No podemos seguir así. Es un abuso.

Luma asumió las riendas de la transmisión y distribución de electricidad en Puerto Rico el 1 de junio, y desde entonces ha sido blanco de fuertes críticas. El panel de la cámara baja dijo en su carta que, en algunos casos, las condiciones han empeorado desde que Luma se hizo cargo. La información solicitada por los legisladores incluye el número y la duración de los apagones, las causas de cada apagón y el número de fluctuaciones de voltaje que pueden causar daños a la propiedad.

Funcionarios y exfuncionarios de la isla han atribuido los apagones al retiro de empleados experimentados y a la falta de mantenimiento de las unidades de generación propiedad de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico. Apuntan además que la red de electricidad sigue estando frágil tras el azote del huracán María en septiembre de 2017 y que la reconstrucción no ha comenzado aún.

El viernes, la junta de gobierno de la autoridad de electricidad aprobó una declaración de estado de emergencia para acelerar contratos y la compra de equipo costoso, aunque el gobernador Pedro Pierluisi dijo que no pensaba que fuera necesario, toda vez que el gobierno ya tenía la autorización para hacerlo.