EEUU: Senado vota a favor de extender tope de endeudamiento

una desastrosa mora de pagos en unas cuántas semanas ”, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, ofreció su respaldo a una extensión a corto plazo a la autoridad del gobierno para solic...

una desastrosa mora de pagos en unas cuántas semanas ”, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell, ofreció su respaldo a una extensión a corto plazo a la autoridad del gobierno para solicitar préstamos después de encabezar la firme oposición republicana a una extensión a un plazo más prolongado. Actuó luego de que Biden y líderes empresariales expresaron sus preocupaciones de que una moratoria afectaría los pagos gubernamentales a millones de estadounidenses y sumiría al país en una recesión.

La concesión republicana no fue bien vista entre algunos miembros de la bancada de McConnell, quienes se quejaron de que los niveles de deuda del país son insostenibles.

No puedo votar para elevar este tope de endeudamiento, no en este momento, en especial si se toman en cuenta los planes para aumentar inmediatamente el gasto en otros 3,5 billones de dólares, dijo el senador Mike Lee poco antes de la votación.

En tanto, el senador Ted Cruz dijo que los demócratas habían estado encaminados a rendirse" en el proceso utilizado para aumentar el límite de endeudamiento, y luego, desafortunadamente, ayer los republicanos titubearon.

Sin embargo, la también republicana Lisa Murkowski fue una de las que votó para poner fin al debate y permitir que la iniciativa se sometiera a votación.

No estoy dispuesta a permitir que este tren se desbarranque, aseguró la senadora.

Once republicanos votaron en favor de poner fin al debate, proporcionando el umbral necesario para que el proyecto de ley pasara a una votación final. Sin embargo, ningún republicano se unió a los demócratas en la votación final en favor de la medida. McConnell ha insistido en que el partido mayoritario tendrá que elevar el tope de endeudamiento por sí solo.

___

Los periodistas de la AP Lisa Mascaro, Farnoush Amiri y Josh Boak en Washington y Damian J. Troise en Nueva York contribuyeron a este despacho.