Australia no recibirá a turistas internacionales hasta 2022

Australia no permitirá el ingreso de turistas internacionales sino hasta el próximo año, y se les dará prioridad a los estudiantes y migrantes altamente calificados, dijo el primer ministro Scott ...

Australia no permitirá el ingreso de turistas internacionales sino hasta el próximo año, y se les dará prioridad a los estudiantes y migrantes altamente calificados, dijo el primer ministro Scott Morrison el martes.

Morrison dijo que se prevé que Australia llegue el martes al punto de vacunación en el que el país podría comenzar a abrirse: el 80% de la población mayor de 16 años con cuadro de vacunación completo.

La semana pasada, Morrison detalló los planes para permitir que ciudadanos y residentes permanentes vacunados puedan volar al extranjero a partir de noviembre, por primera vez desde que entraron en vigor las estrictas restricciones de desplazamiento en marzo del año pasado.

Sin embargo, Morrison dijo el martes que después de los australianos, la siguiente prioridad será permitir el ingreso al país a inmigrantes calificados y estudiantes internacionales, incluso antes que los turistas.

La inmigración en Australia ha estado en su nivel más bajo desde la Segunda Guerra Mundial debido a las restricciones de la pandemia. La pandemia también ha tenido un impacto devastador en las universidades australianas que dependen en buena medida de las matrículas que pagan los estudiantes internacionales. El sector educativo teme que los estudiantes se inscriban en otros países a menos que Australia les abra pronto las fronteras.

Las siguientes prioridades son los inmigrantes capacitados que son muy importantes para el país y quienes están doblemente vacunados, así como los estudiantes que vienen o regresan a Australia para seguir con sus estudios, dijo Morrison a la televisora Seven Network.

También llegaremos a los visitantes internacionales, creo que el próximo año, añadió Morrison.

El Consejo Australiano de Exportación y Turismo, que representa a un sector que generaba 45.000 millones de dólares australianos (33.000 millones de dólares estadounidenses) anuales del turismo internacional antes de la pandemia, quiere que los visitantes internacionales vuelvan para marzo.