Ancla pudo causar derrame de petróleo en California

Los funcionarios que investigan uno de los mayores derrames petroleros en la historia de California indagan la posibilidad de que el ancla de un barco golpeara un oleoducto en el lecho marino, provoca...

Los funcionarios que investigan uno de los mayores derrames petroleros en la historia de California indagan la posibilidad de que el ancla de un barco golpeara un oleoducto en el lecho marino, provocando una enorme filtración de crudo, señalaron las autoridades el lunes.

El director de la compañía que opera el ducto señaló que equipos de buzos han examinado más de 2.438 metros (8.000 pies) del ducto y se concentran en una zona de gran interés.

El impacto de un ancla es una de varias posibilidades, declaró el director general de Amplify Energy, Martyn Willsher, en una conferencia de prensa.

Los buques cargueros que ingresan en los puertos de Los íngeles y Long Beach a menudo pasan por el área, señalaron funcionarios de la Guardia Costera.

Estamos investigando si pudo ser el ancla de un barco, pero en este momento eso se encuentra en la fase de evaluación, dijo la teniente comandante de la Guardia Costera Jeannie Shaye.

Amplify Energy, con sede en Houston, ha sido citada en 72 ocasiones por violaciones a la seguridad y el medio ambiente lo suficientemente graves como para reducir o suspender las perforaciones a fin de solucionar el problema, según expedientes regulatorios.

En total, la subsidiaria de Amplify conocida como Beta Operating Co. ha recibido 125 citatorios desde 1980, según la base de datos del Buró de Seguridad y Vigilancia Ambiental, la agencia federal que regula a la industria petrolera y gasera marítima. La bases de datos por internet únicamente brinda el número total de violaciones, pero no ofrece detalles de cada incidente.

La compañía fue multada por un total de 85.000 dólares por tres incidentes. Dos de ellos fueron en 2014, cuando un trabajador que no llevaba equipo de protección adecuado recibió una descarga de 98.000 voltios, y un incidente por separado en el que se liberó crudo mediante una explosión.

La presumible fuga del ducto derramó 572.807 litros (126.000 galones) de crudo pesado en el mar, ensuciando las playas de Huntington Beach y otras comunidades costeras. El derrame podría mantener las playas cerradas por varias semanas, e incluso meses.

Los ambientalistas temían que el derrame devastara a población de aves y la vida marina de la zona. Pero Michael Ziccardi, veterinario y director de Oiled Wildlife Care Network, dijo que hasta el momento sólo se han encontrado cuatro aves afectadas. Una de ellas sufrió heridas crónicas y tuvo que ser sacrificada, añadió.

Es mucho mejor de lo que temíamos, dijo el lunes en conferencia de prensa.

___

Los periodistas de Associated Press Michael Biesecker en Washington, Bernard Condon en Nueva York, Felicia Fonseca en Phoenix y Julie Walker en Nueva York contribuyeron a este despacho.