Mandatario etíope inicia 2do mandato en medio de una guerra

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, asumió el cargo para un segundo mandato de cinco años, en medio de una guerra iniciada hace casi un año.

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, asumió el cargo para un segundo mandato de cinco años, en medio de una guerra iniciada hace casi un año.

El Partido Prosperidad de Abiy fue declarado ganador de las elecciones parlamentarias de este año, en unos comicios criticados y en ocasiones boicoteados por partidos de la oposición pero descritos por algunos analistas externos como mejor gestionados que otras votaciones pasadas.

El primer ministro, que en 2019 ganó el Nobel de la Paz por restaurar las relaciones con la vecina Eritrea y por buscar amplias reformas políticas, enfrentaba ahora grandes desafíos mientras la guerra en la región de Tigray se extendía a otras partes del país, la letal violencia étnica continuaba y grupos internacionales advertían del regreso de prácticas represivas del gobierno.

La guerra iniciada hace 11 meses está debilitando la economía etíope, que fue una de las que más rápido crecía en ífrica, y amenaza con aislar a Abiy, antes considerado como un impulsor de la paz en la región. Sólo tres jefes de estado africanos -de Nigeria, Senegal y la vecina Somalia- asistieron a la ceremonia del lunes.

El gobierno etíope fue condenado la semana pasada por Naciones Unidas, Estados Unidos y varios países europeos tras expulsar a siete miembros de Naciones Unidas a los que acusó de apoyar a las fuerzas de Tigray, que combaten contra fuerzas etíopes y sus aliados.