Presidente mexicano presenta iniciativa de reforma eléctrica

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el viernes que envió a la Cámara de Diputados un proyecto de reforma de tres artículos de la constitución para realizar una serie de cambios en...

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el viernes que envió a la Cámara de Diputados un proyecto de reforma de tres artículos de la constitución para realizar una serie de cambios en materia energética que buscan fortalecer a la estatal Comisión Federal de Electricidad, tener un mayor control sobre las tarifas eléctricas y concentrar la explotación de litio en manos del Estado.

Luego de que una primera reforma eléctrica que aprobó el Congreso en marzo se vio bloqueada por acciones judiciales, López Obrador decidió lanzar una nueva iniciativa por la vía de la reforma constitucional para lograr que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se fortalezca y pueda tener al menos 54% del mercado y el resto sea manejado por el sector privado.

El gobernante descartó que la iniciativa represente la nacionalización o estatización del sector eléctrico y dijo, durante su conferencia matutina desde el estado central de Morelos, que lo que se busca es darle su lugar a la CFE y tener un control de los precios de los energéticos para que no se afecte la economía popular.

Aunque al proyecto le queda un largo camino por recorrer puesto que López Obrador no cuenta en este momento con los votos suficientes en el Congreso y su partido deberá buscar alianzas con otras organizaciones para lograr la aprobación, la iniciativa de reforma puede desalentar a las inversiones privadas en el sector energético, según estimaron analistas.

Al explicar los alcances de la propuesta, el secretario de Gobernación, Adán López Hernández, indicó que el proyecto contempla la reforma de varios artículos para garantizar la seguridad energética del país y que haya electricidad a mejor costo.

Ya no estaremos sujetos a que los intereses privados sean los que fijen las tarifas, los que despachen la energía y los que utilicen sin ningún costo para ellos toda la red eléctrica nacional, agregó.

López Hernández explicó que en la propuesta desaparecen las filiales de la CFE y sólo queda el organismo central, que se encargará de la generación, distribución y administración de la energía eléctrica.

Asimismo, el secretario de Gobernación precisó que desaparecerá el esquema de sociedades de autoconsumo que aseguró que benefician a las grandes cadenas comerciales de tiendas, y se eliminarán la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de la Energía.

En relación con la explotación del litio, López Hernández dijo que será considerado un mineral estratégico y no se otorgarán nuevas concesiones fuera de los ocho permisos de explotación ya aprobados. Será el Estado el que intervendrá en la exploración y explotación de minerales estratégicos, indicó el funcionario y agregó que en el caso del oro, la plata y el cobre se mantendrán los esquemas de explotación vigentes.

El coordinador de energía del Instituto Mexicano para la Competitividad, Oscar Ocampo, cuestionó la propuesta de eliminación las comisiones reguladoras y operadoras e indicó que no queda claro qué tipo de contratos reemplazarán a los permisos de generación de los privados. El analista dijo que el proyecto de reforma es demoledor para la inversión privada debido a que genera dudas sobre el respeto al estado de derecho, y advirtió que de prosperar legalmente va a tener muchos problemas.

En marzo el Congreso, dominado por el oficialismo, aprobó una ley de la industria eléctrica que fue suspendida poco tiempo después por un juzgado federal.

Luego de las elecciones generales de mediados de año, en las que el oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) logró mantener el control de la Cámara de Diputados, López Obrador dijo que promovería una serie de reformas en el sector eléctrico e hidrocarburos y que buscaría integrar a la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional.