Brasil: Investigan a empresa de salud que recetó cloroquina

Un proveedor de servicios de salud de Brasil que se enfoca en la atención a personas de edad avanzada está bajo una investigación del Senado por supuestamente obligar a sus médicos a recetar medic...

Un proveedor de servicios de salud de Brasil que se enfoca en la atención a personas de edad avanzada está bajo una investigación del Senado por supuestamente obligar a sus médicos a recetar medicamentos que no son efectivos para tratar el COVID-19.

La abogada Bruna Morato, que representa a 12 médicos denunciantes que trabajaron o siguen trabajando para la compañía Prevent Senior, dijo el martes a los legisladores que a su clientes se les dijo en repetidas ocasiones que eligieran entre recetar cloroquina, y otros fármacos poco fiables, a los pacientes de COVID-19, o perder su empleo.

Prevent Senior es propietaria de varios hospitales de Sao Paulo. Los médicos permanecieron en el anonimato por temor a represalias.

Algunos fueron advertidos, y eso ocurrió frente a sus colegas. Otros fueron despedidos, señaló la abogada. También hubo un castigo recurrente: Les reducían sus turnos. Si no mostraban lealtad hacia la compañía y obediencia hacia esos protocolos, eras castigado.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro y sus aliados han puesto a Prevent Senior como un ejemplo a seguir en la lucha contra el COVID-19 debido a que promueven el uso de cloroquina como tratamiento, incluso mientras se acumula evidencia que demuestra que no es efectiva contra el coronavirus. Apenas el 21 de septiembre durante la Asamblea General de la ONU, Bolsonaro insistió en el llamado tratamiento oportuno con hidroxicloroquina, una versión menos tóxica del mismo medicamento que es utilizado contra la malaria.

Morato dijo que Prevent Senior dio a los doctores un paquete con un total de ocho medicamentos y suplementos, conocido como kit COVID.

Prevent Senior señaló en un comunicado a The Associated Press que el testimonio de la abogada era falso y se basa en mensajes difíciles de entender o editados para ser filtrados a la prensa.

La semana pasada, un directivo de Prevent Senior comentó a los senadores que los pacientes habían aceptado tomar sus kits de COVID, y aseguró que los médicos tenían libertad para hacer sus propios tratamientos.

La fiscalía del estado de Sao Paulo dijo el lunes que investiga a Prevent Senior por supuestamente haber investigado los efectos de la cloroquina en pacientes con COVID-19 sin haberles dejado en claro que eran parte de un ensayo.

En abril, Bolsonaro elogió en sus redes sociales los estudios de Prevent Senior en torno a la cloroquina. Mencionó que los ensayos de la compañía habían mostrado que los pacientes que eran tratados con el fármaco pasaban siete días conectados a respiradores, en comparación con los 14 que estuvieron las personas que no tomaron el medicamento.

Brasil ha reportado más de 590.000 decesos a causa del COVID-19, la segunda mayor cantidad a nivel mundial, sólo detrás de Estados Unidos.

___

El periodista de The Associated Press Mauricio Savarese en Sao Paulo contribuyó a este despacho.