Buenos Aires vacunará a mayores de 12 años contra el COVID

Las autoridades de la ciudad de Buenos Aires habilitaron el martes la vacunación contra el nuevo coronavirus de los adolescentes de entre 12 y 17 años sin factores de riesgo.

Las autoridades de la ciudad de Buenos Aires habilitaron el martes la vacunación contra el nuevo coronavirus de los adolescentes de entre 12 y 17 años sin factores de riesgo.

La alcaldía de la capital argentina abrió un empadronamiento virtual para que los jóvenes puedan acudir a inmunizarse con las vacunas de Pfizer. La vacunación ya estaba habilitada desde hace varias semanas para los adolescentes con distintas enfermedades como diabetes, obesidad y deficiencias respiratorias, tal como ocurre en el resto del país.

La vacunación avanza con esta franja etaria luego de que hace algo más de un mes los chicos retomaron las clases presenciales en las escuelas de todo el país.

En tanto, la provincia de Buenos Aires -la más poblada de Argentina- tiene previsto convocar a partir del jueves a los adolescentes de 17 años en adelante sin enfermedades previas para que reciban la primera dosis de las vacunas Pfizer y Moderna, mientras otros distritos iniciaron recientemente la inoculación de jóvenes de esa franja etaria.

La ministra argentina de Salud, Carla Vizzotti, señaló la víspera que se cumplen casi 17 semanas consecutivas de descenso del número de casos de COVID-19 en el país. En la actualidad 1.200 personas están internadas en unidades de cuidados intensivos, cuando en junio eran más de 7.000.

El Consejo Federal de Salud, integrado por la autoridades sanitarias de las distintas jurisdicciones argentinas, ha acordado ir casa por casa para convocar a las personas que aún no se inscribieron en el plan de vacunación. El objetivo es retrasar la propagación masiva de la variante Delta, cuya presencia en el país es acotada.

Hasta ahora unas 29,5 millones de personas han recibido una dosis de alguna de las vacunas disponibles y 21,6 millones las dos dosis de una población de unos 45 millones.

Desde que en marzo de 2020 impactó el virus, en el país sudamericano se han contagiado unas 5,2 millones de personas y fallecieron cerca de 115.000.