Presidente de Ecuador condecora a Mario Vargas Llosa

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, entregó el lunes al escritor peruano y Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, la condecoración Orden Nacional al Mérito en el Grado de Gran Cruz en reco...

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, entregó el lunes al escritor peruano y Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, la condecoración Orden Nacional al Mérito en el Grado de Gran Cruz en reconocimiento a su trayectoria artística literaria.

En el salón amarillo del Palacio de Carondelet, tras la lectura del decreto ejecutivo por el cual reconoció al novelista, Lasso exaltó la coincidencia con los principios ideológicos que lo unen al autor latinoamericano, de quien reconoció ha sido uno de mis referentes en la lucha por la libertad.

En un discurso marcado de elogios a los atributos artísticos de Vargas Llosa, el mandatario ecuatoriano destacó el pensamiento político del Nobel de la Literatura. Aunque a muchos no les guste, si la obra de Mario es grande es precisamente porque es liberal, porque se atrevió a examinar a gobernantes y retratar el daño que el exceso de poder produce a quienes lo ejercen y lo padecen, agregó.

El mandatario dejó claro que el acto de condecoración buscó reivindicar al escritor por los improperios que desde el mismo recinto presidencial se profirieron en su contra años atrás, en alusión al régimen del expresidente Rafael Correa (2007-2017).

Al calificar a Vargas Llosa como un latinoamericano universal, aseguró que sus letras e ideales buscan que en la cultura reinen los valores de civilización como la apertura, la tolerancia, la expresión individual, la libre empresa, el imperio de la ley.

Lo mínimo que hoy podemos hacer es entregarte esta condecoración por la constante lucha en favor de una verdadera cultura de libertad en América Latina , concluyó.

A su turno, el ganador del premio Nobel de Literatura 2010 destacó las que consideró hermosas palabras sobre la libertad de quien lo antecedió en la palabra y lamentó que existan pocos latinoamericanos que no han entendido que el comunismo ha desaparecido. Vargas Llosa arremetió contra un comunismo que dijo ha muerto en Rusia, donde no existe sino un capitalismo de amiguetes, al igual que en China, donde existe un conjunto de empresarios sumisos, ante los dislates del poder, afirmó.

Sobre Cuba recordó las recientes marchas de sus ciudadanos en contra del régimen protestando por comida, mientras que Venezuela ha expulsado a cinco millones de venezolanos para que no se mueran de hambre. ¿Ese es el comunismo que quisieran aplicar en nuestros países o es el comunismo del comandante Ortega en Nicaragua que gana elecciones porque a todos sus adversarios los mete a la cárcel?, preguntó.

Vargas Llosa abogó porque dejen convertir a Guillermo Lasso al Ecuador en el país que tiene en sus sueños, un país grande y poderoso, concluyó.

El acto inició con un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de los escritores ecuatorianos Jorge Velasco y Eliécer Cárdenas.

El escritor peruano es autor de varias obras como El Pantaleón y las visitadoras, La Fiesta del Chivo, La guerra del fin del mundo, Tiempos Recios, La ciudad y los perros, entre otras.