Alabama honra a mujeres sometidas a cirugías experimentales

Un nuevo monumento en Montgomery rinde homenaje a tres mujeres negras esclavizadas que fueron sometidas a cirugías experimentales por un médico del siglo XIX célebre por sus avances en la salud fem...

Un nuevo monumento en Montgomery rinde homenaje a tres mujeres negras esclavizadas que fueron sometidas a cirugías experimentales por un médico del siglo XIX célebre por sus avances en la salud femenina.

Las estatuas de Anarcha, Lucy y Betsey “tres de las numerosas mujeres negras a las que el doctor J. Marion Sims operó durante su estancia en Montgomery“ fueron develadas el viernes, informó al.com.

Denominadas Madres de la ginecología, las tres estatuas miden casi 4,6 metros (15 pies) de altura y fueron soldadas con artículos metálicos comunes donados para el proyecto, incluyendo herramientas, piezas de bicicleta e instrumentos quirúrgicos y ginecológicos, según el sitio de noticias.

El objetivo es cambiar el relato de la historia y la forma en que se representa a Sims y a las mujeres que fueron utilizadas con fines experimentales, dijo Michelle Browder, la artista que creó el monumento.

A ellas no se les menciona en ninguna de las iconografías ni en la información o hitos.

Sims es considerado un pionero en el campo de la ginecología, al que se le atribuye el desarrollo de nuevos dispositivos médicos y una técnica quirúrgica para tratar una complicación del parto. Pero también llevó a cabo cirugías experimentales sin anestesia en mujeres afroamericanas esclavizadas entre 1845 y 1849.

La anestesia era todavía muy nueva en aquella época: la primera demostración pública, con éter, tuvo lugar en Boston en 1846.

Se desconocen los nombres de muchas mujeres negras a las que Sims operó.

Los funcionarios de la ciudad de Nueva York votaron en 2018 para retirar una estatua de bronce de Sims en Central Park y reubicarla en el cementerio Green-Wood de Brooklyn, donde Sims está enterrado.

Una estatua de Sims todavía se encuentra en la sede legislativa de Alabama en Montgomery.

Nadie habla de estas mujeres y de sus sacrificios y de los experimentos que sufrieron, dijo Browder. Y por eso creo que si se va a contar la verdad sobre esta historia, tenemos que contarla toda.