Perú pide renegociar utilidades con operadora gasífera clave

El primer ministro peruano Guido Bellido anunció el domingo que el gobierno iniciará un diálogo con una multinacional que extrae gas por más de 16 años en el yacimiento más grande de Perú para ...

El primer ministro peruano Guido Bellido anunció el domingo que el gobierno iniciará un diálogo con una multinacional que extrae gas por más de 16 años en el yacimiento más grande de Perú para renegociar las utilidades que paga al estado.

Es el primer anuncio del gobierno del presidente izquierdista Pedro Castillo sobre una renegociación con una empresa que extrae recursos naturales, desde el inicio de su gestión hace dos meses. El yacimiento de Camisea está ubicado en la Amazonía de la región Cusco y se explota desde 2004.

Bellido dijo durante una reunión pública en una ciudad de los Andes que van a dialogar... para poder renegociar las utilidades en beneficio del estado peruano... necesitamos tener el gas al acceso de los que menos tienen, pero hoy lo seguimos teniendo a costos internacionales".

Más temprano, en un inusual pedido a través de las redes sociales, Bellido había indicado en caso de que no se logre la renegociación optaremos por la recuperación o nacionalización de nuestro yacimiento. Su posterior intervención pública al parecer buscó dejar en claro que el gobierno se concentrará en un intenso diálogo con la multinacional que administra el yacimiento de Camisea.

Es importante el diálogo, mucha gente dice que tenemos voces altisonantes, no la tenemos, más al contrario somos gente pacífica, que no vamos a buscar confrontaciones, pero sí a poner la autoridad y el carácter que se requiere para resolver los problemas que aquejan a nuestro país, dijo Bellido.

La ley peruana indica que la nacionalización de recursos sólo puede realizarse a través de una ley aprobada por el Parlamento unicameral de 130 miembros, donde el Ejecutivo no tiene mayoría. Una parlamentaria opositora Patricia Chirinos pidió el domingo que el primer ministro explique su anuncio al que calificó de irresponsable y que sólo se dan en países como Cuba y Venezuela.

María Alva, una exministra de Economía dijo en su cuenta de Twitter que las declaraciones de Bellido afectan la percepción de los inversionistas sobre el Perú. Ahuyenta la inversión privada cuando lo que más necesitamos es reactivación y generación de empleos".

La búsqueda de mejores ganancias en la explotación del mayor yacimiento de gas de Perú fue un anuncio de campaña del ahora presidente Castillo. En Perú existe un enorme descontento con los elevados precios del gas que consume la población desatendida por las autoridades en 16 años de explotación de Camisea. Incluso quienes viven cerca del yacimiento cocinan con leña. La distribución doméstica del gas es escasa y no sobrepasan las 1,5 millón de conexiones domésticas.

No es la intención expropiar el gas, lo que se trata es que las empresas que trabajan el gas peruano piensen también en el Perú, no sólo en sus intereses, por eso primero hay que conversar, pero defender los intereses nacionales es innegociable, dijo más tarde el ministro de Salud, Hernando Cevallos, a periodistas después de una actividad pública.

El primer ministro también indicó que el gobierno promoverá todas las inversiones privadas donde se escuchen las dudas de los pobladores y signifiquen un desarrollo para la población local.

Bienvenida cualquier inversión siempre y cuando esto también signifique el desarrollo de la población. Si hay una empresa minera en un distrito y el distrito no tiene pistas asfaltadas, no tiene hospitales, no tiene colegios, no tiene agua y desagí¼e, ¿Cómo se puede entender eso?, dijo.

El anuncio se realiza pocos días después que el presidente, durante una cita con empresarios en Estados Unidos, dijo que su gobierno no ha venido a ahuyentar los capitales, las inversiones.

Su ministro de Economía Pedro Francke también ha señalado a la prensa local que no van a expropiar el gas de Camisea y que las empresas privadas sigan explotándolo, pero que sí buscan que el gas sirva para que los peruanos tengan un gas más barato en su casa.

Según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, la capacidad de producción del gas de Camisea es de unos 1.600 millones de pies cúbicos diarios. De esos 600 se exportan, otros 600 se destinan al consumo local y 400 tienen que ser reinyectados a los campos por falta de demanda.

Camisea es el yacimiento de gas más importante de Perú y está ubicado en la Amazonía de la región suroriental Cusco. El consorcio integrado por la argentina Pluspetrol, la estadounidense Hunt Oil, la surcoerana SK Innovation, la argentina Tecpetrol, la española Repsol y la argelina Sonatrach, está produciendo gas natural y condensado de los Lotes 88 y 56.