Perú pide renegociar utilidades con operadora gasífera clave

El primer ministro peruano Guido Bellido pidió el domingo renegociar las utilidades a favor del estado a una multinacional que extrae gas y lo condensa en un importante yacimiento de la Amazonía.

El primer ministro peruano Guido Bellido pidió el domingo renegociar las utilidades a favor del estado a una multinacional que extrae gas y lo condensa en un importante yacimiento de la Amazonía.

Convocamos a la empresa explotadora y comercializadora del gas de Camisea, para renegociar el reparto de utilidades a favor del Estado, escribió Bellido en su cuenta de Twitter.

En un inusual pedido a través de las redes sociales el primer ministro añadió que en caso de que no se logre la renegociación optaremos por la recuperación o nacionalización de nuestro yacimiento.

La ley peruana indica que la nacionalización de recursos sólo puede realizarse a través de una ley aprobada por el Parlamento unicameral de 130 miembros, donde el Ejecutivo no tiene mayoría.

El pedido del primer ministro se realiza pocos días después que el presidente Pedro Castillo, durante una cita con empresarios en Estados Unidos, dijo que su gobierno no ha venido a ahuyentar los capitales, las inversiones.

Su ministro de Economía Pedro Francke también ha señalado a la prensa local que no van a expropiar el gas de Camisea y que las empresas privadas sigan explotándolo, pero que sí buscan que el gas sirva para que los peruanos tengan un gas más barato en su casa.

Según la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, la capacidad de producción del gas de Camisea es de unos 1.600 millones de pies cúbicos diarios. De esos 600 se exportan, otros 600 se destinan al consumo local y 400 tienen que ser reinyectados a los campos por falta de demanda.

En Perú existe una fuerte crítica a los elevados precios del gas que consume la población y que han sido olvidados por las autoridades durante 16 años de explotación de los yacimientos de Camisea. Incluso peruanos que viven cerca de los yacimientos cocinan con leña. La distribución doméstica del gas es escasa y no sobrepasan las 1,5 millón de conexiones domésticas.

Camisea es el yacimiento de gas más importante de Perú y está ubicado en la Amazonía de la región suroriental Cusco. El consorcio integrado por la argentina Pluspetrol, la estadounidense Hunt Oil, la surcoerana SK Innovation, la argentina Tecpetrol, la española Repsol y la argelina Sonatrach, está produciendo gas natural y condensado de los Lotes 88 y 56.