Demandan a exsecretario de Seguridad mexicano en EEUU

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del gobierno mexicano presentó en una corte de la Florida una demanda por presunto lavado de dinero contra el ex secretario de Seguridad, Genaro García Lun...

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del gobierno mexicano presentó en una corte de la Florida una demanda por presunto lavado de dinero contra el ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, quien desde hace dos años está detenido en Estados Unidos por recibir dinero del narcotráfico.

La dependencia de la Secretaría de Hacienda anunció el martes que presentó la acción contra García Luna para recuperar activos relacionados con actos de corrupción, indicó el jefe de la UIF, Santiago Nieto.

Los activos son derivados de un gran esquema ilegal de contratación en el sector de la seguridad y defensa nacional, el cual se relaciona con el ex secretario de Seguridad Pública, afirmó Nieto en un artículo publicado el martes en el diario local La Jornada.

El funcionario precisó que la acción se presentó en una corte de la Florida porque es el lugar donde se identificó un importante número de empresas y propiedades asociadas con los actos de corrupción política y lavado de dinero que integran el litigio.

La demanda cubre 39 empresas y fideicomisos de García Luna, sus cómplices o familiares, informó el organismo.

García Luna fue secretario de Seguridad Pública del 2006 a 2012 durante el gobierno del entonces presidente Felipe Calderón. El exfuncionario ha rechazado los señalamientos de las autoridades estadounidenses que lo acusan de haber recibido enormes cantidades de dinero de parte del Cártel de Sinaloa, encabezado por Joaquín El Chapo Guzmán, a cambio de permitir que éste traficara cocaína a sus anchas.

El gobierno estadounidense ha producido más de 974.000 documentos como pruebas contra García Luna y comunicaciones interceptadas.

En 2012 el exfuncionario dejó México y se trasladó a Miami. Allí se hizo residente permanente de Estados Unidos y en 2018 solicitó la ciudadanía estadounidense. Fue arrestado en 2019 y desde entonces permanece encarcelado en Nueva York.