Ecuador busca inversores para proyectos eléctricos

Decenas de potenciales inversores ecuatorianos y extranjeros acudieron el lunes a la presentación de tres proyectos de generación y transmisión eléctrica que mediante un contrato de concesión qui...

Decenas de potenciales inversores ecuatorianos y extranjeros acudieron el lunes a la presentación de tres proyectos de generación y transmisión eléctrica que mediante un contrato de concesión quiere impulsar el gobierno del presidente Guillermo Lasso en los próximos cuatro años.

En una reunión el ministro de Energía, Juan Carlos Bermeo, a cargo de la presentación, aseveró que son tres procesos públicos de selección para la concesión del sector privado de la construcción, operación y mantenimiento de proyectos de generación eléctrica y un sistema de transmisión.

Añadió que creemos que la única manera de avanzar es en conjunto, por ello, en el gobierno facilitaremos el camino y ratificamos la apertura a inversiones responsables.

El primero de ellos espera la inversión de 875 millones de dólares para la construcción de infraestructura destinada al desarrollo de energías renovables no convencionales, capaz de generar 500 megavatios mediante tecnologías hidroeléctricas, eólicas y fotovoltaicas.

El segundo es para la generación de 400 megavatios con gas natural obtenido por el concesionario y una inversión de 600 millones de dólares y finalmente la construcción de una línea de transmisión de 290 kilómetros en el noreste del país para abastecer a los bloques petroleros, que ahora depende de la generación mediante combustibles fósiles. Esta última espera una inversión de 386 millones de dólares.

Se estima que las concesiones para estos proyectos podrían hacerse efectivas a fines de este año y el próximo empezaría la construcción.

Debido a que el país no ha recibido inversiones para el sector eléctrico desde 2014 el gobierno del Lasso, en el poder desde fines de mayo, está dispuesto a garantizar a los concesionarios seguridad jurídica, estímulos fiscales, la creación de un fideicomiso para garantizar las inversiones y estabilidad fiscal.