UE: Polonia pagaría multa diaria hasta que cierre mina

La máxima corte de la Unión Europea ordenó el lunes a Polonia a pagar una multa diaria de 500.000 euros (586.000 dólares) hasta que cumpla con un dictamen previo de cerrar una mina de lignito ubic...

La máxima corte de la Unión Europea ordenó el lunes a Polonia a pagar una multa diaria de 500.000 euros (586.000 dólares) hasta que cumpla con un dictamen previo de cerrar una mina de lignito ubicada cerca de la frontera con República Checa y Alemania.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea señaló que la multa diaria era necesaria para obligar a Polonia a cumplir con la orden temporal que la corte emitió en mayo y en la que establecía el cierre inmediato de la mina Turow, en el suroeste del país.

Polonia se ha rehusado a cerrar la mina, argumentando que abastece a la importante planta de Turow, la cual genera alrededor del 7% del suministro de energía del país.

El gobierno polaco intentó, hasta el momento sin éxito, llegar a un acuerdo a la disputa fuera de tribunales, estableciendo negociaciones con las autoridades checas que presentaron la solicitud del cierre de la mina. Praga quería que la corte multara a Polonia con 5 millones de euros (6 millones de dólares) diarios.

El gobierno checo acogió la decisión, señalando que la mina a cielo abierto drena agua de las comunidades checas de la zona, además de causar otros daños al medio ambiente local.

Sin embargo, el portavoz del gobierno polaco, Piotr Mueller, dijo que la multa no corresponde a las circunstancias y socaba los intentos por llegar a un acuerdo con Praga.

A través de un comunicado, Mueller indicó que no se cerrará la mina porque hacerlo amenazaría la estabilidad del sistema de energía de Polonia" y eso significaría un enorme problema para la vida diaria.

Polonia también ha argumentado que se le trata de manera injusta debido a que República Checa y Alemania operan varias minas de lignito cerca de sus fronteras con Polonia.

Aproximadamente el 48% de la energía de Polonia proviene del carbón y un 17% del lignito, el cual es más suave y contaminante. El otro 25% proviene de varias fuentes renovables y combustibles biológicos, y el 10% del gas y otras fuentes.