Maduro llega a México para cita CELAC pese a cargos de EEUU

por narcotráfico y terrorismo.

por narcotráfico y terrorismo.

En aquel momento, el entonces secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo dijo que su departamento ofrecería dinero en efectivo a cambio de información que llevara al arresto o condena de Maduro y sus allegados, incluyendo recompensas de hasta 15 millones de dólares por el mandatario. Antes, en septiembre de 2019, había viajado a Rusia.

El líder venezolano parecía sentirse seguro en México: en las imágenes oficiales divulgadas tras su llegada aparecía sonriente.

El gobierno de Maduro se encuentra inmerso en un nuevo proceso de diálogo con la oposición, que se lleva a cabo en la Ciudad de México, y en el que la mayor aspiración del mandatario es lograr que Washington levante sus sanciones a Venezuela.

Maduro será sin duda el líder que acaparará la mayor parte de los reflectores en esta cumbre, en la que también estarán presentes, entre otros, el cubano Miguel Díaz-Canel y el nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo.

En el programa oficial de la cumbre estarán las discusiones sobre un plan regional para hacer frente a la pandemia del coronavirus, la creación de un fondo para desastres naturales y el lanzamiento de la Agencia Latinoamericana del Espacio.

Pero la cita parece que tendrá otro tema de fondo: ver cuánto apoyo hay en la región a la insinuación de México de sustituir a la Organización de los Estados Americanos (OEA) por un organismo "verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, según declaró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

La CELAC existe desde hace apenas 10 años y, por su tendencia más de izquierdas, mantiene buenas relaciones con países con gobiernos de ese corte como Cuba, Venezuela y Nicaragua. El fallecido presidente venezolano Hugo Chávez fue uno de sus principales promotores. Sin embargo, durante largos períodos ni siquiera sostuvo reuniones.

La CELAC es nuestro camino, adelantó Maduro en el video. Vimos su trayectoria, su fundación y ahora su relanzamiento.

A diferencia de la OEA, Estados Unidos y Canadá no están en la CELAC, ni Brasil, que se retiró en enero de 2020.

Uno de los grandes ausentes será el líder de El Salvador, Nayib Bukele, quien esta semana enfrentó duras protestas por el bitcoin, la propuesta de reelección presidencial y lo que muchos salvadoreños consideran una falta de respeto a la separación de poderes. Le representará el vicepresidente del país, Félix Ulloa.