China crea plataforma para controlar a empresas de juegos

Los reguladores chinos han creado una plataforma que permite a la población denunciar a empresas de juegos online que crean que violan las restricciones horarias para menores.

Los reguladores chinos han creado una plataforma que permite a la población denunciar a empresas de juegos online que crean que violan las restricciones horarias para menores.

La herramienta fue creada por la Administración Nacional de Prensa y Publicaciones y permite que los titulares de una tarjeta de identificación china reporten violaciones y aporten pruebas, dándole de facto a la población el poder de controlar a empresas como Tencent y NetEase.

Esta iniciativa sigue a la decisión limitar el tiempo de juego de los menores en internet a tres horas semanales para combatir la adicción de los niños a estas actividades. Se espera que las empresas apliquen el límite de una hora de juego los viernes, sábados y domingos entre las 20:00 y las 21:00 horas. Un límite previo permitía 90 minutos la mayoría de los días.

China ya tiene otras plataformas online para recibir las quejas de los consumidores o para denunciar actividades ilegales y perjudiciales. Pero es raro que haya un sitio centrado en restricciones específicas dentro de un sector.

Los padres han vuelto a celebrar las limitaciones. Antes habían elogiado también las restricciones que impedían que los niños jugasen por la noche y limitaban el tiempo de uso a 90 minutos entre semana.

Según los legisladores, las empresas de juegos son las responsables de aplicar estas restricciones a través de sistemas de registro con nombre real, lo que les permitirá controlar el tiempo de juego de los menores y el dinero que gastan en esa actividad.

Las autoridades citaron a las empresas del sector a principios de mes y las instaron a proteger la salud mental y física de los niños.

Además, se les ordenó limpiar el contenido de sus juegos y asegurarse de que no tenían valores equivocados como la violencia.

Las autoridades chinas están buscando frenar influencias consideradas nocivas para la juventud, incluyendo el juego en internet y la irracional cultura de fans.

La campaña forma parte de la iniciativa del presiente, Xi Jinping, de rejuvenecimiento nacional para un país más sano y poderoso. La medida amplía la influencia del gobierno en muchos aspectos de la vida, desde la economía y la tecnología a la cultura, la educación, la religión y la sociedad.