Nicaragua: diario ocupado por la policía despide personal

El diario La Prensa, el más antiguo y crítico del gobierno de Nicaragua y que permanece ocupado por la policía desde hace más de un mes, anunció el jueves un recorte de personal y de las publicac...

El diario La Prensa, el más antiguo y crítico del gobierno de Nicaragua y que permanece ocupado por la policía desde hace más de un mes, anunció el jueves un recorte de personal y de las publicaciones digitales para garantizar su supervivencia.

La toma por parte de la policía de la dictadura de nuestras instalaciones, donde está nuestra rotativa, imprenta comercial, oficinas administrativas y redacción, obliga a la empresa a hacer un recorte al no poder operar normalmente, informó el rotativo en su página de internet.

La sede de La Prensa fue allanada el 13 de agosto como parte de una acusación penal del gobierno de Daniel Ortega por supuesto lavado de dinero contra miembros de la familia Chamorro, dueños del rotativo. El gerente del diario, Juan Lorenzo Holmann Chamorro, está preso desde ese día.

No se informó cuántos empleados quedarán fuera de la plantilla ni cuántos de ellos son periodistas, pero la dirección del diario aseguró que los despedidos recibirán sus debidas prestaciones laborales.

En un comunicado el diario indicó que se vio obligado a tomar la dolorosa decisión para operar sólo en la cantidad suficiente, para continuar informando desde nuestro sitio web y garantizar la supervivencia de la empresa en medio de un ambiente hostil que nos ha impuesto la dictadura.

Destacó que su página será el único sitio donde se publicarán las informaciones diarias tras cerrar sus cuentas en las redes sociales.

La Prensa continuará informando desde su sitio web y continuará demandando la liberación de nuestro gerente, Juan Lorenzo Holmann, la devolución de sus instalaciones y la liberación de su papel para volver a circular normalmente, indicó el comunicado.

Luego de recordar el asesinato en 1978 de su director Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, a manos de sicarios del dictador Anastasio Somoza, señaló que esta otra despiadada dictadura intenta una vez más destruirnos... pero La Prensa prevalecerá para narrar la caída del orteguismo.

Un día antes de su allanamiento La Prensa había publicado su última edición impresa con la denuncia de que la Aduana tenía retenidas sus importaciones de papel y tinta, indispensables para circular.

Otras retenciones de material habían ocurrido entre 2018 y 2020, cuando Ortega acusó a medios independientes de promover el odio y alentar las protestas sociales en el país, calificadas oficialmente de fallido golpe de Estado.

Con el cierre de La Prensa, Nicaragua perdió su último periódico impreso. En 2019, el matutino El Nuevo Diario cerró debido a una crisis económica.

La semana pasada, en un informe de monitoreo mensual, La Prensa denunció que en agosto ocurrieron al menos 80 ataques a la libertad de prensa en Nicaragua, 58 contra medios de comunicación y 22 contra periodistas. En 78 de los casos los autores fueron agentes estatales.

Asimismo, 26 periodistas marcharon al exilio entre junio y agosto debido a presiones o amenazas, señaló el informe que también incluyó el allanamiento y ocupación policial del diario entre las violaciones a la libertad de prensa y de expresión.

Desde fines de mayo el gobierno ha encarcelado a 36 opositores, entre ellos líderes políticos y estudiantiles, exguerrilleros, empresarios y periodistas. Siete de ellos eran aspirantes a la presidencia en las elecciones del 7 de noviembre en las que Ortega fue postulado para su tercera reelección consecutiva.