Alarma entre los europeos por altas tarifas de los servicios

Los precios mayoristas del gas y la electricidad están aumentando en toda Europa, lo que genera la posibilidad de aumentos de las tarifas ya altas de los servicios públicos y mayores penurias para l...

Los precios mayoristas del gas y la electricidad están aumentando en toda Europa, lo que genera la posibilidad de aumentos de las tarifas ya altas de los servicios públicos y mayores penurias para la agente afectada económicamente por la pandemia del coronavirus.

Los gobiernos se afanan para encontrar la manera de limitar los costos al consumidor al tiempo que las escasas reservas de gas natural presentan otro problema en potencia, con más aumentos de precios y posible escasez si el invierno resulta muy frío.

Nieves Leal, que vive en un barrio obrero de Madrid, ya ha visto su cuenta de electricidad aumentar, de entre 90 y 100 euros (106 a 118 dólares) que pagaba el bimestre hace dos años, a 158 euros (187 dólares) en junio. Le preocupan las noticias de los altos precios mayoristas y el debate político en torno a ellos, ya que los precios en promedio han aumentado 35% en lo que va del año.

Leal, de 63 años, gana 500 euros por mes haciendo el aseo de casas. Ella y su hija han dejado de comprar ropa y han reducido su contrato de electricidad al mínimo para que funcionen los electrodomésticos. Cocinan, lavan y planchan la ropa después de las 2 de la tarde o los fines de semana, cuando bajan las tarifas.

En Gran Bretaña, mucha gente verá aumentar sus cuentas de gas y electricidad el mes próximo, ya que el ente regulador ha aprobado un aumento del 12% para quienes no tienen contratos a precio fijo.

En Italia, las autoridades han dicho que los precios aumentarán 40% para el trimestre cobrado en octubre.

En Alemania, los precios de la electricidad han aumentado con respecto al año pasado y llegan a 1.064 euros (1.252 dólares) anuales para un hogar tipo. Adicionalmente, podrían aumentar aún más, ya que los precios mayoristas tardan meses en reflejarse en las cuentas residenciales.

Los aumentos de precios obedecen a múltiples causas, dicen los analistas del sector energético: escasez del gas natural utilizado para generar electricidad, mayores costos de los permisos de emisión de dióxido de carbono como parte de la lucha contra el cambio climático y menos suministro de energía eólica en algunos casos.

Los precios del gas natural son menores en Estados Unidos, que posee sus propias reservas, mientras que Europa depende de las importaciones.

Para mitigar los aumentos, el gobierno español, encabezado por los socialistas, ha eliminado un impuesto del 7% sobre la generación de electricidad y que antes se trasmitía a los consumidores, ha reducido una tarifa sobre los consumidores de entre 0,5% y 5,1% y ha decretado un impuesto a las ganancias inesperadas de los servicios públicos.

Italia utiliza fondos de los permisos de emisión para reducir las cuentas. Francia enviará un cheque energético a los que ya reciben subsidios para pagar sus cuentas de servicios públicos. El ministro italiano de Transición Ecológica, Roberto Cingolani, dijo que el gobierno está tomando medidas para mitigar los costos debidos a circunstancias internacionales y para garantizar que la transición hacia una energía más sostenible no perjudique a las familias.

Los analistas de S&P Global Platts dicen que los precios de la electricidad han aumentado debido a la fuerte demanda de lugares como centros de datos y los autos eléctricos, pero sobre todo debido al aumento de los precios del gas natural utilizado en las plantas generadoras. Las empresas de servicios públicos dependen más del gas natural a medida que se han retirado las usinas a carbón debido a las emisiones.