La UE pide más seguridad para los periodistas

La ejecutiva de la Unión Europea pidió el jueves a los países miembros que protejan mejor a los periodistas, en medio de un auge de ataques físicos y digitales contra profesionales de los medios d...

La ejecutiva de la Unión Europea pidió el jueves a los países miembros que protejan mejor a los periodistas, en medio de un auge de ataques físicos y digitales contra profesionales de los medios de comunicación.

Según la Comisión Europea, 908 periodistas y trabajadores de medios fueron agredidos en 2020 en los 27 países del bloque. Un total de 23 periodistas han sido asesinados en la Unión Europea desde 1992, la mayoría en los últimos seis años.

Ningún periodista debería morir o resultar herido por su trabajo. Debemos apoyar y proteger a los periodistas, son esenciales para la democracia, dijo Vera Jourova, vicepresidenta de valores y transparencia en la Comisión. La pandemia ha demostrado más que nunca el papel clave de los periodistas para informarnos. Y la necesidad urgente de que las autoridades públicas hagan más para protegerlos.

Los asesinatos de periodistas siguen siendo poco habituales en Europa, aunque las muertes de reporteros en Eslovaquia y Malta en los últimos años han aumentado la preocupación sobre la seguridad de los periodistas en sociedades desarrolladas y democráticas.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, expresó su apoyo este año al periodismo de investigación tras el asesinato de Peter R. de Vries, un reconocido reportero holandés que informaba sobre el violento submundo criminal en Holanda.

Las propuestas no vinculantes de la comisión incluyen recomendaciones para que los países de la UE garanticen investigaciones y procesos judiciales justas y efectivos, además de ofrecer protección a los amenazados, en especial a las mujeres periodistas.

Según la UE, el 73% de las mujeres periodistas han sufrido violencia en internet, y la Comisión afirmó que los países de la UE deben apoyar iniciativas dirigidas a empoderar a las periodistas y profesionales pertenecientes a minorías y a las que informan sobre cuestiones de igualdad.

La rama ejecutiva de la UE también propuso crear servicios de apoyo como teléfonos de ayuda, asesoría legal y apoyo psicológico. Insistió en la necesidad de garantizar la seguridad de los periodistas durante las manifestaciones, donde se producen la mayoría de las agresiones.

También señaló que la seguridad digital y en internet se ha convertido en una gran preocupación, no sólo por los ataques, sino también por los riesgos de espionaje ilegal, e instó a los estados miembros a mejorar la cooperación entre organismos de medios y de ciberseguridad.

Las propuestas se presentaron unos meses después del reporte anual de la comisión sobre el cumplimiento del estado de derecho, que concluyó que los estándares democráticos se estaban deteriorando en varios estados miembros. En concreto, ese reporte señalaba a Eslovenia, que ahora ostenta la presidencia de turno del Consejo Europeo, por los ataques contra los medios en el país balcánico.

Esto no es solo Eslovenia, vemos la retórica muy agresiva en otros estados miembros, dijo Jourova. La UE seguirá presionando a los países miembros donde se identifiquen problemas de forma continuada, señaló.