Crece frustración de migrantes varados en el sur de México

la posibilidad de trabajar fuera del estado de Chiapas, donde se encuentra Tapachula, pero hay una oposición persistente.

la posibilidad de trabajar fuera del estado de Chiapas, donde se encuentra Tapachula, pero hay una oposición persistente.

El activista Luis Villagrán, del Centro por la Dignidad Humana, dice que habría hasta 100.000 migrantes en Tapachula, casi uno por cada tres residentes de la ciudad.

Incluso los que consiguen algún estatus legal encuentran que no pueden salir de Tapachula.

Otro migrante haitiano, que no quiso decir su nombre por temor a las represalias, mostró una visa humanitaria que le dieron en Tapachula. Con ella viajó hacia el norte hasta el estado de Tamaulipas, fronterizo con Texas, pero allí lo detuvo un agente de inmigración mexicano, le dijo que no era válida y lo envió de vuelta a Tapachula.

Yo tengo (esta visa) de un año y ellos me devolvieron para acá, no sé por qué, dijo durante una manifestación reciente para reclamar que se diera libertad de movimiento a los migrantes.

Enrique Vidal, coordinador del Centro Fray Matías de Córdoba por los Derechos Humanos en Tapachula, dijo que la política de contención y la militarización de esa política han provocado el colapso del sistema.

Hemos visto en los últimos días estas movilizaciones masivas (caravanas) tratando de salir de Tapachula, dijo. Son personas que todas han iniciado algún procedimiento ante las autoridades mexicanas y son las autoridades mexicanas las que han incumplido en garantizar un acceso respetuoso y oportuno y accesible para las personas.