Seúl: Norcorea dispara dos misiles desde su costa este

Corea del Norte disparó el miércoles dos misiles balísticos desde su costa este, según el Ejército surcoreano, dos días después de que Pyongyang dijera haber probado un nuevo misil en su primer...

Corea del Norte disparó el miércoles dos misiles balísticos desde su costa este, según el Ejército surcoreano, dos días después de que Pyongyang dijera haber probado un nuevo misil en su primera prueba armamentística en seis meses.

Los dos misiles lanzados desde el centro de Corea del Norte volaron hacia el mar al este de la Península de Corea, según el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur

Las autoridades de inteligencia en Corea del Sur y Estados Unidos analizaban más detalles sobre el incidente, según el comunicado. Corea del Sur reforzó su vigilancia sobre Corea del Norte.

La Guardia Costera japonesa confirmó que los dos objetos habían caído fuera de la Zona Económica Exclusiva japonesa, en las aguas entre Japón y la Península de Corea. No se reportaron daños a barcos ni aviones, según los guardacostas.

Corea del Norte dijo el lunes que había hecho dos pruebas de un misil de crucero de reciente desarrollo durante el fin de semana. Los medios estatales norcoreanos describieron el misil como un arma estratégica de gran relevancia", lo que apuntaba a que se había desarrollado con intención de armarlo con cabezas nucleares.

Muchos expertos opinan que la prueba sugiere que Corea del Norte busca reforzar su arsenal en medio de un estancamiento en los esfuerzos diplomáticos hacia un acuerdo nuclear entre Pyongyang y Washington.

El lanzamiento coincidió con la visita a Seúl del ministro chino de Exteriores, Wang Yi, para reunirse con el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y otros dignatarios y abordar los paralizados contactos diplomáticos nucleares con Pyongyang.

Las conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte se estancaron en 2019, cuando los estadounidenses rechazaron la demanda norcoreana de que un importante alivio en las sanciones a cambio de desmantelar una envejecida instalación nuclear. Por ahora, el gobierno de Kim ha rechazado los llamados del gobierno de Joe Biden a entablar un diálogo, y reclama que Washington abandone antes sus políticas hostiles.

La reanudación de las pruebas armamentísticas en Corea del Norte es probablemente un intento de presionar al gobierno de Biden, después de que Kim no consiguiera concesiones económicas durante la presidencia de Donald Trump.