Acribillan al hombre que retenía a cuatro bomberos en Georgia

  • Un policía del grupo SWAT fue autorizado a disparar contra el secuestrador.
  • Los bomberos habían ido a su domicilio por una llamada médica al 911.
  • El captor se encontraba en problemas financieros e iba a perder su casa.

Un hombre armado que durante más de cuatro horas mantuvo como rehenes a cuatro bomberos, a quienes se resistía a liberar, fue muerto este miércoles a tiros por un francotirador policial en el Condado de Gwinnett, noroeste de Atlanta, Georgia, según autoridades.

Inicialmente había tomado a cinco rehenes pero liberó a uno de ellos El hombre, hasta ahora sin identificar, tomó en un principio a cinco bomberos como rehenes, pero liberó a uno al inicio del incidente.

Un equipo de la policía, especializado en el manejo de armas automáticas (SWAT), rodeó el sitio poco después de que iniciara el evento, alrededor de las 15:20 horas, tiempo de Atlanta (19:20 GMT).

El equipo vigiló la vivienda en todo momento mientras un grupo de negociadores de la policía trataba de llegar a un acuerdo con el sospechoso.

La estación de televisión WSBTV Channel 2 Action News de Atlanta, informó que uno de los integrantes del SWAT fue autorizado a disparar en contra del sujeto cuando se presentara la oportunidad para hacerlo.

El hombre fue muerto poco antes de las 20:00 horas (de Atlanta) de este miércoles, al temerse que la vida de los bomberos estuviera en inminente peligro, dijo la policía a la WSBTV.

El grupo de bomberos al parecer fue al lugar para una llamada médica, dijo la policía.

El hombre que llamó al servicio de emergencia 911 fingió un ataque al corazón, informó la estación de televisión.

El incidente se prolongó durante unas cuatro horas, y de acuerdo con autoridades, al parecer el captor se encontraba en problemas financieros.

Un policía resultó herido cuando el sujeto y los miembros del equipo de asalto denominado SWAT intercambiaron disparos al entrar en la casa, la cual se encontraba bajo embargo hipotecario y se preparaba para la venta.

La policía detonó una granada de humo para entrar Los bomberos que permanecían como rehenes sufrieron heridas superficiales cuando la policía detonó una granada de humo al entrar, dijo Edwin Ritter, jefe de la policía del condado de Gwinnett, citado por la cadena CNN.

Ritter señaló que los oficiales del comando SWAT pensaron tras las negociaciones que las vidas de los bomberos estaban en peligro y que era el momento adecuado para entrar en la casa por la fuerza.

Un oficial de la oficina del alguacil dijo que el hombre, cuyo nombre no fue dado a conocer de inmediato, se encontraba molesto porque la casa estaba siendo rematada, según reportó el Atlanta Journal Constitution en su página web.

La casa en cuestión ubicada en el 2440 Walnut Grove Way y fue reapropiada por un banco, según los registros públicos de la propiedad.

Un vocero de la empresa de bienes raíces FreddieMac dijo a la televisora WSB-Tv de Atlanta que la casa estaba siendo preparada para su venta.