Argentina realiza primarias para candidatos legislativos

Los primeros resultados provisionales de las elecciones primarias del domingo en Argentina para elegir a los candidatos a diputados y senadores que participarán en los comicios legislativos de noviem...

Los primeros resultados provisionales de las elecciones primarias del domingo en Argentina para elegir a los candidatos a diputados y senadores que participarán en los comicios legislativos de noviembre arrojaban un revés para el gobierno de Alberto Fernández, con resultados peores a lo esperado.

Luego de que habían sido escrutados aproximadamente el 50% de los votos, la fuerza opositora Juntos por el Cambio se imponía por un 38% frente al 33% de la coalición oficialista Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires, y por una ventaja mucho mayor en la ciudad autónoma de Buenos Aires, dos distritos claves que concentran algo más del 40% de la población de Argentina y constituyen dos reductos tradicionales del peronismo.

Juntos por el Cambio también se imponía en otras provincias muy pobladas, como Córdoba y Santa Fe.

El Frente de Todos perdía incluso en la provincia de Santa Cruz, bastión tradicional del kirchnerismo y donde votó y tiene su residencia la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Ahí era otra fuerza política, Cambia Santa Cruz, la que lograba las preferencias.

Las llamadas Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) suponen la elección de candidatos de las distintas fuerzas políticas que se presentarán en las legislativas del 14 de noviembre, donde se renovará la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado.

Hemos terminado una jornada electoral histórica, declaró el ministro del Interior, Eduardo Enrique "Wado de Pedro, en un primer balance tras el cierre de una jornada que transcurrió en paz, con tranquilidad, con orden. Dijo también que una hora después del cierre de urnas todavía había 1.900 escuelas en las que se seguía votando.

Tras confirmar un 67% de participación electoral, De Pedro destacó que la voluntad, las ganas y el deseo de votar estuvieron presentes. Consideró que fue un muy buen número si se toma en cuenta que las primarias se realizaron en medio de la pandemia de COVID-19.

Las PASO suponen también un plebiscito de la gestión del presidente Fernández ”en el poder desde fines de 2019_, cuya aprobación está en caída debido a la crisis económica, una cuestionada gestión de la pandemia y escándalos relacionados con la vacunación indiscriminada de allegados al gobierno y el incumplimiento de la cuarentena por parte del propio mandatario.

Según la consultora Management & Fit, estos comicios están rodeados de un alto grado de apatía y desinterés en las elecciones, los candidatos y sus propuestas. Las frases más repetidas entre los consultados se resumen en que los políticos están preocupados por la elección en lugar de ocuparse de los problemas de la gente, o da vergí¼enza hablar de elecciones en este contexto.

Este desánimo no nos sorprende, ya que actualmente inflación, desempleo y pobreza son los temas más urgentes para más del 54% de los encuestados mensualmente, dijo la consultora en un informe al que tuvo acceso The Associated Press.

Los últimos reportes oficiales dan cuenta de una pobreza del 42%, que en el caso de los niños trepa al 50%; una inflación acumulada de 30% en lo que va del año y una desocupación del 10%.

Argentina decretó en marzo de 2020 una de las cuarentenas más largas del mundo, pero aún así superó los 5,2 millones de contagios y los 113.000 fallecidos, ubicándose entre las naciones de Latinoamérica más afectadas por la pandemia.

En las primarias cada fuerza política deberá superar el 1,5% de los votos válidos para poder competir en noviembre.