Abogados entregan documentos de demanda al príncipe Andrés

Los abogados de una mujer estadounidense que dice haber sido agredida sexualmente por el príncipe Andrés de Inglaterra dicen que entregaron a éste los documentos de una demanda civil entablada en E...

Los abogados de una mujer estadounidense que dice haber sido agredida sexualmente por el príncipe Andrés de Inglaterra dicen que entregaron a éste los documentos de una demanda civil entablada en Estados Unidos.

Los abogados de Virginia Giuffre indicaron que los documentos fueron entregados a un agente de la Policía Metropolitana en la puerta principal de la vivienda del príncipe, en Windsor Great Park, el 27 de agosto a las 9:30 de la mañana. La entrega de los papeles, reportada por primera vez por el periódico británico Daily Mail, es importante porque Andrés estaría obligado a responder en un plazo máximo de 21 días después de ser notificado.

Si usted no responde, se emitirá una sentencia en rebeldía en contra de usted por el desahogo exigido en la demanda, advierten los abogados de Giuffre en los documentos.

Los representantes de Andrés no respondieron a una solicitud de comentarios. El príncipe ha refutado varias veces las acusaciones incluidas en la demanda de Giuffre, quien también acusó al fallecido magnate Jeffrey Epstein.

Cuando la demanda fue presentada el mes pasado en la Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Nueva York, expertos jurídicos dejaron entrever que no le dejó buenas opciones a Andrés para salir airoso del caso. El segundo hijo de la reina Isabel II intenta reparar su imagen y volver a la vida pública.

Si el príncipe intenta ignorar la demanda, corre el riesgo de que la corte pueda declararlo en rebeldía y le ordene pagar una indemnización. Y si decide pelear, se enfrenta a años de titulares sórdidos en los periódicos conforme el caso avance en las cortes.

La demanda es otra historia indeseada para la realeza británica, recordándole al público de los vínculos de Andrés con Epstein dos años después de la muerte de éste. La familia real también está recuperándose de las acusaciones de racismo y falta de sensibilidad que les hicieron el príncipe Enrique y su esposa Meghan este año.