Japón: Ministro de vacunas busca ser próximo primer ministro

El ministro de vacunas de Japón, Taro Kono, anunció el viernes que va a postularse para ser líder del partido de gobierno, que usualmente es seleccionado como primer ministro, y prometió reformas ...

El ministro de vacunas de Japón, Taro Kono, anunció el viernes que va a postularse para ser líder del partido de gobierno, que usualmente es seleccionado como primer ministro, y prometió reformas y resultados.

Kono, de 58 años, tiene muchos seguidores entre los jóvenes, con quienes se comunica en redes sociales, algo inusual en la política de Japón. Con casi 2,4 millones de seguidores en Twitter, dice que seguirá tuiteando si es electo primer ministro.

Voy a adoptar sus opiniones y preocupaciones, compartir información con ustedes y trabajar con ustedes para superar la crisis que enfrentamos, dijo Kono en una conferencia de prensa en Tokio, refiriéndose a la pandemia.

Hace una semana, el primer ministro Yoshihide Suga anunció que no buscaría otro término como líder del partido de gobierno en la votación del 29 de septiembre. El ganador tiene virtualmente asegurado ser electo primer ministro por el Parlamento porque el partido y su socio de coalición tienen la mayoría de los escaños.

Otros dos legisladores han declarado ya sus candidaturas a primer ministro: el excanciller Fumio Kishida, de centro, y la exministra de Asuntos Interiores Sanae Takaichi, que comparte la ideología derechista del expremier Shinzo Abe y sus opiniones revisionistas sobre la historia. Takaichi busca convertirse en la primera mujer en ocupar dicho cargo en Japón.

Kono enfatizó sus logros como ministro a cargo de las vacunaciones y se definió como alguien que consigue resultados, derribando barreras burocráticas si es necesario.

El también ministro de reforma administrativa fue seleccionado por Suga para encabezar la campaña de vacunación en el país en enero antes de su lanzamiento en febrero, meses después de otros países.

En unas pocas semanas, Kono recibió la difícil tarea de vacunar a todos los ancianos del país para el final de julio, lo que consiguió elevando la administración de dosis a 1 millón por día, otro objetivo de Suga.