Dinamarca levanta todas sus restricciones por COVID-19

para poder ingresar a clubes nocturnos, con lo que se volvió el último resguardo contra el virus en caer.

para poder ingresar a clubes nocturnos, con lo que se volvió el último resguardo contra el virus en caer.

Más del 80% de las personas mayores de 12 años han recibido las dos inyecciones. A partir de la medianoche, el gobierno danés ya no considerará al COVID-19 como una enfermedad socialmente crítica.

El ministro de Salud, Magnus Heunicke, dijo el mes pasado que la epidemia estaba bajo control, pero advirtió: no estamos fuera de la epidemia y que el gobierno actuaría si era necesario.

Yo no diría que fue demasiado pronto. Hemos abierto la puerta, pero también hemos dicho que podemos cerrarla si es necesario, dijo a The Associated Press Soeren Riis Paludan, profesora de virología de la Universidad de Aarhus en la segunda ciudad más grande de Dinamarca.

El mundo está en medio de una pandemia y ninguno de nosotros puede afirmar que estamos más allá de la pandemia, opinó Jens Lundgren, profesor de enfermedades virales en el Hospital Universitario de Copenhague. Lundgren describió a Dinamarca como una isla aislada donde ha funcionado el lanzamiento de la vacuna, pero advirtió: nadie debería tener la ilusión de que hemos superado esto.