UE busca imponer multas diarias a Polonia por tema judicial

La Unión Europea solicitará que el máximo tribunal europeo imponga multas diarias a Polonia por no tomar medidas para proteger la independencia del sistema judicial del país, informaron funcionari...

La Unión Europea solicitará que el máximo tribunal europeo imponga multas diarias a Polonia por no tomar medidas para proteger la independencia del sistema judicial del país, informaron funcionarios el martes.

La medida es un nuevo capítulo en una añeja batalla entre el gobierno nacionalista de Polonia y la Comisión Europea. La rama ejecutiva del bloque dijo que quiere que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea imponga sanciones financieras a Polonia para garantizar el cumplimiento de un fallo legal previo.

La comisión señaló que quiere que la corte, con sede en Luxemburgo, imponga una sanción diaria a Polonia hasta que tome medidas para mejorar el funcionamiento de la Corte Suprema de Polonia y suspenda las nuevas leyes, las que consideran que socavan la independenica judicial.

Uno de los puntos de controversia ha sido la Cámara Disciplinaria de la Corte Suprema, un organismo al que el partido gobernante otorgó autoridad para disciplinar a los jueces. Muchos magistrados polacos perciben el órgano como una herramienta para presionar a los jueces a emitir fallos en favor de las autoridades gobernantes.

A la fecha, si bien el partido gobernante ha llenado las filas de los máximos tribunales, existen muchos jueces de cortes menores que actúan de forma independiente y han emitido fallos que van en contra de los intereses del gobierno.

La comisión también dio el primer paso en una nueva acción legal en contra de Polonia por no cumplir con otra decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de que las reglas del país para disciplinar jueces no van conforme a las leyes europeas.

Bruselas señaló que si el gobierno de Varsovia no responde a la carta de aviso formal de manera satisfactoria, llevará nuevamente el caso a la corte.

Expertos legales ven algunos cambios en las políticas judiciales del gobierno derechista polaco como un intento para socavar la autoridad de las leyes de la UE dentro del país e incluso como un distanciamiento del bloque de 27 naciones. Polonia se integró a la Unión Europea en 2004 y accedió a cumplir sus leyes y reglas.