Ejército de Israel ataca instalaciones de Hamas en Gaza

el escape es un duro revés a las fuerzas de seguridad. La búsqueda a gran escala continuaba el martes en el norte del país y en el territorio ocupado de Cisjordania, mientras Israel celebra el Año...

el escape es un duro revés a las fuerzas de seguridad. La búsqueda a gran escala continuaba el martes en el norte del país y en el territorio ocupado de Cisjordania, mientras Israel celebra el Año Nuevo Judío.

Aparentemente los prófugos se encuentran ocultos y no hay indicios de que las autoridades israelíes los perciban como una amenaza inmediata.

Los palestinos consideran a los prisioneros detenidos por Israel como héroes de su causa nacional, y muchos celebraron la fuga en las redes sociales. Los esfuerzos por capturar a los fugados probablemente llamarán la atención sobre la coordinación de seguridad de la Autoridad Palestina con Israel, que es profundamente impopular entre los palestinos. No hubo comentarios inmediatos de la Autoridad Palestina, pero el partido Fatah del presidente Mahmud Abás elogió la fuga.

Una foto difundida por el servicio penitenciario mostraba un estrecho agujero en el suelo de una celda, y se podía ver a las fuerzas de seguridad israelíes examinando un agujero similar justo afuera de los muros de la prisión.

Las autoridades israelíes han instalado bloqueos carreteros y realizan patrullajes en la zona. La Radio del Ejército de Israel dijo que 400 prisioneros están siendo trasladados como medida de prevención contra cualquier otro intento de fuga. La radio dijo que los prisioneros se escaparon a través de un túnel de la prisión de Gilboa, al norte de Cisjordania, que se supone que es una de las instalaciones más seguras de Israel.

Aparentemente es la mayor fuga palestina de una prisión israelí desde 1987, cuando seis militantes del grupo Yihad Islámica se fugaron de una prisión fuertemente vigilada en Gaza meses antes del estallido de la primera intifada, o levantamiento palestino contra Israel.

Se cree que los fugados se dirgen a su ciudad natal de Yenín, en la Cisjordania ocupada, a unos 25 kilómetros de distancia. La Autoridad Palestina ejerce poco control en la ciudad, donde los militantes se han enfrentado en las últimas semanas a las fuerzas israelíes. El lunes por la mañana se vieron helicópteros israelíes sobrevolando Yenín.

El Club de Prisioneros Palestinos, que representa a prisioneros y exprisioneros, identificó a los hombres con edades comprendidas entre los 26 y los 49 años.

El más conocido es Zakaria Zubeidi, de 46 años, que fue un destacado dirigente de la Brigada de los Mártires de Al-Aqsa, grupo armado afiliado a Fatah, durante la segunda intifada, entre 2000 y 2005. Posteriormente se le concedió amnistía junto con otros militantes afiliados a Fatah, pero fue detenido de nuevo en 2019 por lo que las autoridades israelíes dijeron eran nuevas sospechas de terrorismo.