Brasil: Simpatizantes de Bolsonaro irrumpen en explanada

Simpatizantes del presidente Jair Bolsonaro superaron la noche del lunes las barricadas policiales que intentaban impedir el acceso a la explanada central de la capital en la víspera de una manifesta...

Simpatizantes del presidente Jair Bolsonaro superaron la noche del lunes las barricadas policiales que intentaban impedir el acceso a la explanada central de la capital en la víspera de una manifestación programada para coincidir con el Día de la Independencia de Brasil.

La secretaría de seguridad del Distrito Federal informó en un comunicado que se desplegaron agentes en un intento por controlar la situación. Videos compartidos en redes sociales mostraban vehículos que se abrían paso y sonando sus bocinas mientras cientos de personas vestidas con los colores nacionales, verde y amarillo, caminaban y celebraban a un costado.

Bolsonaro ha realizado labores para movilizar su mayor manifestación callejera a nivel nacional hasta la fecha y demostrar fuerza luego de una serie de reveses, en especial a manos del Supremo Tribunal Federal. Pero su plan corre el riesgo de fracasar en caso de que la multitud no sea suficientemente grande o si ocurren actos violentos que sean percibidos como resultado de la influencia del mandatario.

El ingreso forzado a la Explanada de los Ministerios, aumentó los niveles de alerta en anticipación a la marcha del martes, y algunos analistas han advertido riesgos de que resulte similar a la revuelta del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos. Durante cerca de un mes, Bolsonaro ha dirigido su frustración contra dos jueces del máximo tribunal en particular.

Hasta la noche del lunes, los simpatizantes de Bolsonaro habían alcanzado extremos opuestos de la explanada, donde la policía monta guardia detrás de barricadas metálicas ubicadas a las afueras del Congreso y el Supremo Tribunal Federal.

Las caravanas de camiones y autobuses han llegado a la capital, Brasilia, y a la ciudad más grande del país, Sao Paolo, donde se anticipan las dos manifestaciones más grandes el martes, y donde Bolsonaro realizará actos públicos.