Amnistía: Refugiados sirios sufren abusos a su regreso

Diversos refugiados sirios que regresaron a su país han sido detenidos, desaparecidos y torturados por las fuerzas de seguridad, lo que demuestra que todavía no es seguro volver a ninguna parte de S...

Diversos refugiados sirios que regresaron a su país han sido detenidos, desaparecidos y torturados por las fuerzas de seguridad, lo que demuestra que todavía no es seguro volver a ninguna parte de Siria, denunció Amnistía Internacional el martes.

En un informe titulado You™re going to your death ("Vas hacia tu muerte"), el grupo defensor de los derechos humanos documentó lo que, a su juicio, constituyen violaciones cometidas por agentes de la inteligencia siria contra 66 personas que regresaron, incluyendo 13 niños, desde mediados de 2017 hasta la primavera de 2021.

Entre ellas había cinco casos en los que los detenidos murieron bajo custodia tras regresar al país que se encuentra sumido en la guerra civil, mientras que aún se desconoce el destino de 17 personas desaparecidas por la fuerza.

El informe cuestiona de manera contundente las afirmaciones de varios países receptores de refugiados de que algunas regiones de Siria ya son seguras para regresar.

En concreto, critica a Dinamarca, Suecia y Turquía por restringir la protección y presionar a los refugiados de Siria para que vuelvan a casa. También critica a Líbano y Jordania, que tienen uno de los mayores números de refugiados sirios per cápita.

En Líbano y Turquía, donde muchos refugiados se enfrentan a condiciones de vida terribles y a la discriminación, los gobiernos presionan a los sirios para que regresen a su país.

Según el informe, Turquía ha deportado por la fuerza a muchos sirios en los últimos dos años, expulsiones que reflejan el aumento del sentimiento contra los refugiados en un país que abrió sus fronteras a millones de sirios que huían de la guerra civil.

Este año, Dinamarca y Suecia comenzaron a revocar los permisos de residencia de algunos refugiados sirios, argumentando que la capital Damasco y las regiones vecinas ya eran seguras.

En la guerra de 10 años en Siria han muerto aproximadamente medio millón de personas, y cerca de 5,6 millones se han visto obligadas a emigrar en calidad de refugiados, la mayoría a los países vecinos.