Huracán Ida impacta Luisiana; deja sin luz a Nueva Orleans

más de 930.000 en Luisiana y 28.000 en Mississippi, según PowerOutage.US, un sitio web que lleva registro de los apagones en todo Estados Unidos.

más de 930.000 en Luisiana y 28.000 en Mississippi, según PowerOutage.US, un sitio web que lleva registro de los apagones en todo Estados Unidos.

En Nueva Orleans, el viento arrancó toldos y estremeció edificios mientras el agua se desbordaba del lago Ponchartrain. La oficina de la Guardia Costera en Nueva Orleans ha recibido más de una decena de reportes de desbordes, dijo el contralmirante Gabriel Wisdo. En Lafitte, unos 55 kilómetros (35 millas) al sur de Nueva Orleans, un dique suelto impactó contra un puente, según funcionarios de la municipalidad de Jefferson.

El portavoz del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, Ricky Boyette, dijo que sus elementos detectaron un flujo negativo en el río Mississippi como resultado de la marejada ciclónica. Y Edwards dijo que vio una transmisión en vivo del momento en que la tormenta tocaba tierra en Port Fourchon, donde dejó varias estructuras sin techo.

La marejada ciclónica es tremenda, dijo Edwards a la AP.

El rápido fortalecimiento de Ida, que en tres días se convirtió de tormenta en huracán de categoría tres, no dejó tiempo para organizar una evacuación obligatoria de los 390.000 residentes de la ciudad. La alcaldesa LaToya Cantrell llamó a los habitantes que se quedaron a prepararse para apagones prolongados.

La región que recibirá el golpe más fuerte de Ida incluye instalaciones petroquímicas y puertos, que podrían sufrid daños significativos. También amenaza a una región que aún enfrenta un repunte de COVID-19 debido a las bajas tasas de vacunación y a la variante delta, altamente contagiosa.

Los hospitales de Nueva Orleans tenían tenían previsto capear la tormenta casi a plena capacidad, ya que hospitales de otros lugares, sujetos a una presión similar de la pandemia del coronavirus, tenían poco espacio para pacientes evacuados. Y los refugios para personas que huían de sus hogares planteaban un riesgo adicional de convertirse en focos de infección.

Los meteorólogos advirtieron de vientos superiores a los 185 km/h (115 mph) en Houma, una ciudad de 33.000 habitantes y fundamental para las plataformas petroleras en el Golfo de México.

Gulfport, Mississippi, al este de Nueva Orleans, registró una crecida de aguas oceánicas y fuertes vientos. En la ciudad se ven con frecuencia los lotes vacíos en los que solía haber residencias que fueron arrasadas por Katrina, y Claudette Jones evacuó su casa mientras el oleaje comenzaba a aumentar.

Rezo por poder volver a la normalidad que tenía, dijo. Pero, a estas alturas, no estoy segura.

___

Reeves informó desde Gulfport, Mississippi. También colaboraron Rebecca Santana, Stacey Plaisance y Janet McConnaughey en Nueva Orleans; Emily Wagster Pettus en Jackson, Mississippi; Jeff Martin en Marietta, Georgia; Seth Borenstein en Kensington, Maryland; Frank Bajak en Boston; Michael Biesecker en Washington; Pamela Sampson en atlanta; y Jeffrey Collins, en Columbia, Carolina del Sur.