Protesta en Argentina para proteger humedales y carpinchos

Asociaciones ambientalistas se congregaron el domingo en el Nordelta bonaerense para solicitar con urgencia una ley que proteja los humedales en el país, en un momento marcado por la plaga de carpinc...

Asociaciones ambientalistas se congregaron el domingo en el Nordelta bonaerense para solicitar con urgencia una ley que proteja los humedales en el país, en un momento marcado por la plaga de carpinchos que ha sorprendido y molestado a los vecinos que viven en esas zona adinerada de las afueras de Buenos Aires.

La aparición masiva de carpinchos en Nordelta, visibilizó otro impacto más de la pérdida y ocupación destructiva de los humedales, como fueron los incendios en el Delta del Paraná durante el año pasado, señaló en la convocatoria la organización medioambiental Red Nacional para los Humedales, que ha lanzado una petición de firmas para solicitar que se legisle sobre el tema.

Más de 600.000 argentinos del millón que se requiere ya han firmado para demandar una normativa que proteja a los numerosos humedales que existen en el país.

Convocamos a toda la sociedad a encarpincharse en defensa de los humedales, llevando sus propias máscaras de carpincho y plegándose a la acción, señaló la organización que hizo un recorrido en la Caravana carpincha que recorrió al menos 4 puntos de la zona afectada por la plaga.

Varias decenas de personas acudieron a la convocatoria que tiene como objetivo visibilizar los problemas de los humedales y la degradación de los ecosistemas en el país.

Nordelta no es un barrio ciudad que vive en armonía con la naturaleza, fue construido en la década de los 70 en las peores épocas nefastas de la dictadura y después se profundizó todo el desarrollo inmobiliario en la década de los 90 con Menem construyendo sobre nuestros humedales y nuestros pantanos", afirmó a The Associated Press Jessica Gentile, candidata a legisladora y miembro de la Coordinadora de la Red Eco Socialista.

Hoy lo que estamos viviendo es "un ecocidio en curso donde la especulación inmobiliaria nuevamente se pone por encima de las necesidades sociales de la mayoría como puede ser un humedal que constituye el equilibrio ecológico y sistémico que regula el clima y son grandes fuentes de agua potable, señaló.

Estamos transitando la peor crisis ecológica y climática de este sistema y urge mutar hacia otro tipo de modelo productivo donde es inminente la necesidad de una ley de humedales sin trampa, sin vuelta, señaló, enfatizando en la necesidad de que se declaren los humedales como bienes intangibles.

Los carpinchos "están en su hábitat, lo que hay que discutir en todo caso acá es que hay que reubicar a la gente que está usurpando terrenos que están reventando el ecosistema, concluyó.

Venimos a defender a los carpinchos porque son ellos los dueños del humedal, humedal que vinieron vendiendo durante muchos años todos los políticos de turno. Nosotros defendemos a los carpinchos, queremos que ocupen su lugar, que es humedal, que no se tiene que vender, se tiene que defender, señaló Adriana Ricciardolo candidata por la capital a diputada nacional por el Partido Verde.

Queremos una ley de humedal ya, señaló, que peleen y luchen por los animales, por la naturaleza, por la biodiversidad de este lugar.