Tormenta Ida cercana a Cuba, amenaza a Nueva Orleans

La tormenta tropical Ida aumentó su intensidad a medida que se acercaba a Cuba el viernes, mostrando las características de una rara tempestad que crece rápidamente y que podría atravesar las cál...

La tormenta tropical Ida aumentó su intensidad a medida que se acercaba a Cuba el viernes, mostrando las características de una rara tempestad que crece rápidamente y que podría atravesar las cálidas aguas del Golfo de México y azotar Luisiana el domingo en forma de huracán, advirtió el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La trayectoria prevista se dirige directamente hacia Nueva Orleans. No es bueno, dijo Jim Kossin, científico de clima y huracanes del Centro (NOAA, según sus siglas en inglés).

Ida supone una amenaza relativamente baja para el oeste de Cuba -una región rica en tabaco pero mayoritariamente rural- donde los meteorólogos prevén un golpe de refilón el viernes aún como tormenta tropical.

De igual manera, la Defensa Civil de Cuba decretó una alarma ciclónica para las provincias de Mayabeque, La Habana, Artemisa, Pinar del Río y la Isla de la Juventud desde la mañana del viernes.

Además, se suspendió la campaña masiva de vacunación que se desarrolla contra el nuevo coronavirus en Pinar del Río. Sin embargo, el ministro de Salud, José íngel Portal, dijo que se mantendrán las acciones para que no se vean afectados los centros de aislamiento contra el COVID-19 y se tomen medidas de distanciamiento social. Precisamente esa provincia del occidente de la isla está en este momento en el pico de un rebrote y la Dirección de Epidemiología informó este viernes que la víspera se detectaron 914 casos, una cifra elevada para una zona con poca densidad

La televisora local de la pequeña Isla de la Juventud reportó que había comenzado la lluvia y rachas de viento de más de 90 kilómetros por hora y las autoridades cortaron la energía eléctrica por protección.

Ya en la zona de Pinar del Río un edificio en el municipio de Sandino fue convertido en un centro de alojamiento y en otra instalación separada se ubicará a los positivos de COVID-19 y sus contactos cercanos. Se prevé evacuar a unos 841 residentes de áreas en estas instalaciones y en casas de familiares, dijo la radio local.

Mientras en el poblado pesquero de La Coloma, que se encuentra sobre el trayecto previsto por Ida, se resguardaron unas 62 embarcaciones.

El verdadero peligro comienza sobre el Golfo, donde los pronósticos coinciden en que Ida se fortalecerá muy rápidamente en el sureste y el centro hasta convertirse en un huracán mayor antes de tocar tierra en la zona del delta del río Mississippi a fines del domingo o principio del lunes, según los expertos.

El viernes por la mañana, los vientos máximos sostenidos de Ida aumentaron rápidamente de 75 km/h (45 mph) a 95 km/h (60 mph) mientras se alejaba de Gran Caimán hacia la Isla de la Juventud de Cuba a unos 24 km/h (15 mph). Los vientos con fuerza de tormenta tropical se extendieron hasta 130 kilómetros (80 millas) desde el centro del meteoro.

Por desgracia toda la costa de Luisiana se encuentra en estos momentos en el cono de previsión de la tormenta tropical Ida, que es cada vez más fuerte y podría llegar a la costa de Luisiana como un huracán de gran magnitud, ya que las condiciones en el Golfo son propicias para se intensifique rápidamente, dijo el gobernador del estado, John Bel Edwards.

Para el sábado por la noche, todos deberían estar en el sitio donde pretenden pasar la tormenta, añadió.

Se emitió un aviso de huracán que va desde Cameron, Luisiana, hasta los límites entre Mississippi y Alabama, incluyendo Lake Pontchartrain, Lake Maurepas y la zona metropolitana de Nueva Orleans.

El meteoro podría provocar peligrosas marejadas ciclónicas en la costa del Golfo. Dependiendo de la marea cuando Ida se acerque a la costa, se prevén marejadas ciclónicas de entre 2,1 y 3,4 metros (de 7 a 11 pies) entre Morgan City, Luisiana, y Ocean Springs, Mississippi.

Existe un riesgo cada vez mayor de marejadas ciclónicas que pongan la vida en riesgo, vientos huracanados dañinos y fuertes lluvias entre domingo y lunes, sobre todo en la costa de Luisiana, dijo el Centro de Huracanes.

En efecto, Ida tiene el potencial de ser muy perjudicial, dijo Brian McNoldy, un investigador de huracanes de la Universidad de Miami.

El alcalde de Grand Isle, una localidad de Luisiana en una estrecha isla en el Golfo, pidió la evacuación voluntaria de la zona el jueves en la noche antes de la llegada del meteoro y dijo que la salida obligatoria entraría en vigor el viernes.

Los meteorólogos advirtieron de posibles inundaciones repentinas y deslaves y marejadas ciclónicas de entre 60 y 120 centímetros (2 a 4 pies) por encima de lo normal, junto con olas grandes y destructivas.

El gobierno de las Islas Caimán dijo que las oficinas gubernamentales no esenciales cerraron el jueves y que habilitó varios albergues.