Hugh Dancy: "Anthony Hopkins no es el único que puede interpretar a Hannibal Lecter"

  • El actor británico interpreta a un criminólogo en  'Hannibal', serie que traslada a la televisión la historia jamás contada del psiquiatra caníbal.
  • El papel de Hannibal lo interpreta Mads Mikkelsen, el malvado Le Chiffre en la película de James Bond 'Casino Royale'.
El actor británico Hugh Dancy durante la presentación de la serie ´Hannibal´ en España.
El actor británico Hugh Dancy durante la presentación de la serie ´Hannibal´ en España.
AXN

Cuando Hugh Dancy comenzó hace más de una década en el mundo de la interpretación le preocupaba que le encasillaran en dramas de época ingleses. Lejos de eso ha ido engrosando su currículo con papeles muy diversos, pero siempre con una enorme carga dramática. Ahora, Dancy podría ‘convertirse’ en un delicioso manjar para el Doctor Hannibal Lecter (Mads Mikkelsen) en su serie homónima.  La ficción, que estrena este jueves AXN en España, se adentra en la vida aparentemente normal del brillante psiquiatra y también caníbal, antes de que este se convirtiera en un refinado asesino.

Graham es un hombre con muchos conflictos internos Ha interpretado, entre otros, a un enfermo terminal en The Big C, a un joven con síndrome de Asperger en Adam, a un criminólogo bastante particular en Hannibal... Entiendo que le atraen los papeles difíciles.
Me gustan los personajes que pasan por momentos dramáticos en su vida. En el caso de Will Graham -un criminólogo que acepta colaborar con el FBI para pillar a un asesino en serie- es diferente: es un hombre atormentado. Lo que más me gusta de él es que tiene muchas capas y como actor eso me da mucho juego.

Además, Graham también está un poco desequilibrado como le pasa a Carrie Mathison (papel que interpreta su mujer Claire Danes) en Homeland.
Hasta cierto punto, la comparación entre los dos personajes es razonable aunque el tono de las dos series es diferente. Nosotros en Hannibal intentamos convencer al público de que ese mundo irreal puede existir e intentamos llevarles a esa realidad alternativa. Pero no creo que nadie que vea serie pueda pensar que eso está ocurriendo de verdad. En cambio, en Homeland recrean hechos y situaciones centradas en el terrorismo que perfectamente podrían suceder en cualquier momento.

¿Qué rasgo de la psicología de Graham le costó más trabajar?
Me encontré con varios retos porque Graham es un hombre complicado que vive encerrado en su propio mundo. Tiene muchos conflictos internos que pueden causar rechazo a quien no le conoce. Así que, ante todo, tuve que entenderle para conseguir que despertara simpatía en el espectador.

No creo que cualquiera pueda interpretar a Hannibal Lecter ¿Se puede concebir un Hannibal sin Anthony Hopkins?
Si así fuera, no habría participado en el proyecto. Hopkins no es el único que se ha metido en la piel de Hannibal: Brian Cox ya lo hizo antes en Manhunter. Aunque no creo que cualquiera pueda hacer ese papel. Por eso, para retomar la historia tiene que haber una buena razón, un enfoque fresco.

¿Y cuál es?
Contamos una parte de la vida de Hannibal que no se ha visto hasta el momento. Se trata de una precuela en la que Lecter se encuentra todavía deambulando por el mundo exterior con una máscara metafórica. Gracias a ella esconde quien es en realidad. Por eso, creo que Mads Mikkelsen (Casino Royale) es perfecto porque es muy sutil. Si él no hubiese hecho no me habría implicado en el proyecto.

Han pasado muchos años desde El Silencio de los corderos pero parece que Hannibal sigue teniendo tirón. ¿Por qué?
El mundo y los personajes de Thomas Harris son muy universales y por eso funcionan tan bien. Sucede algo parecido con el teatro: la gente representa muchas veces la misma obra, pero aportando algo diferente.

Hannibal ha tenido una buena acogida entre la audiencia estadounidense, ¿se lo esperaban?
La NBC tenía muchas expectativas puestas en la serie y, de hecho, es su gran apuesta para la temporada. Pero, en realidad, nunca sabes cómo va a funcionar. En comparación con otras series americanas, Hannibal es muy ambiciosa. Además, la cadena nos ha dado mucha libertad para trabajar y eso creo que también se nota.

Como espectador, ¿qué es lo que más le inquieta de la serie?
El juego psicológico que existe entre Graham y Hannibal. Es una relación muy extraña en la que obviamente se importan el uno al otro. Es inusual que al doctor Lecter le pueda caer bien alguien. Y, precisamente por eso, trata de forzar la psicología de mi personaje para llevarlo hacia la locura. Sería la única forma de que Lecter pudiera llegar a tener un amigo. Este punto es el más inquietante de la serie.

Como actor, ¿qué virtudes y defectos tiene?
Confío mucho en mi instinto a la hora de escoger el material con el que voy a trabajar. Gracias a eso, se me da muy bien llevar in crescendo la trayectoria del personaje para que el público vaya creciendo con él. En mi profesión, hay muchos tipos de actores, pero yo admiro a los que son capaces ponerse el personaje como si fuera un abrigo. Aunque el material no sea muy bueno, logran engrandecerlo. Eso a mí, me cuesta muchísimo.

Algunos actores reconocen que tienen reglas intocables. ¿Cuáles son las suyas?
Estar cerca de mi familia, de mi mujer Claire y de mi hijo Cyrus. Los dos intentamos hacer lo que nos gusta, pero tratando de estar juntos. Y en cuanto al trabajo: si te rodeas de los mejores, el resultado siempre va a ser bueno.

Las redes sociales las tiene abandonadas. Ni Twitter ni Facebook. ¿A qué se debe?
Para mí es muy importante la privacidad y me gusta marcar una línea para separar mi trabajo de mi vida personal. Además… ¡me siento viejo porque crecí sin Facebook! (risas). Ahora, la gente nace con las redes sociales y no se plantean si quieren estar o no en ellas.