Evacuaciones de Kabul encaran recta final entre advertencias

Varios países europeos hicieron sombrías advertencias el jueves sobre los últimos días de una enorme operación para sacar a gente de Afganistán después de que el Talibán tomara el control del ...

Varios países europeos hicieron sombrías advertencias el jueves sobre los últimos días de una enorme operación para sacar a gente de Afganistán después de que el Talibán tomara el control del país. Un ministro británico advirtió que el aeropuerto internacional de Kabul podría sufrir un ataque inminente.

Después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijera que se atendría a su fecha límite del 31 de agosto para completar la retirada de tropas de la guerra más larga de Estados Unidos, otros países enviaron un vuelo tras otro a la única pista del aeropuerto internacional de Kabul para ayudar a los que huyen.

Ahora, algunos países han empezado incluso a llevarse incluso a sus soldados y diplomáticos, lo que probablemente inicia el final de una de las evacuaciones aéreas más grandes de la historia. Por ahora, el Talibán ha cumplido su promesa de no atacar a las fuerzas occidentales durante la operación, pero insiste en que las tropas extranjeras deben cumplir la fecha de salida.

Durante la noche se emitieron nuevas advertencias desde capitales occidentales sobre una posible amenaza de la filial afgana del grupo extremista Estado Islámico, que probablemente ha visto crecer sus filas después de que los talibanes liberasen presos en diferentes puntos del país.

Varios aviones militares de mercancías que han despegado de Kabul han lanzado bengalas para confundir cualquier posible fuego de misiles tierra-aire. La defensa de las fuerzas de seguridad afganas se desmoronó tras la retirada de tropas estadounidenses, y los soldados abandonaron en su huida armas y equipamiento por todo el país.

El ministro británico de Fuerzas Armadas, James Heappey, dijo el jueves a la BBC que hay reportes muy, muy creíbles de un ataque inminente al aeropuerto, posiblemente en cuestión de horas.

Heappey admitió que la gente está desesperada por marcharse y muchos en la fila están dispuestos a correr el riesgo, pero el reporte de esta amenaza es en efecto muy creíble y tiene un carácter inminente.

Lo haremos lo mejor que podamos para proteger a los que estén allí, dijo. Es posible que cuando llegue más información, podamos cambiar la recomendación de nuevo y procesar gente de nuevo, pero no hay garantías".

Aparte de un ataque con misiles, a las tropas les preocupa la muchedumbre incontrolada en torno al aeropuerto. Aunque el Talibán y otros han intentado controlarla, no hay un proceso formal de acceso como había durante el gobierno afgano anterior. Eso implica que una persona con una bomba suicida podría pasar entre la gente o un vehículo cargado de explosivos podría abrirse paso.

La embajada estadounidense en Kabul emitió el miércoles una alerta de seguridad advirtiendo a los ciudadanos estadounidenses que se mantuvieran alejados de tres puertas concretas del aeropuerto, pero no dio más detalles.

Funcionarios estadounidenses de alto rango dijeron que la advertencia estaba relacionada con amenazas concretas y aún activas del grupo EI y posibles bombas en vehículos. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a comentar las operaciones militares en marcha.

La filial afgana de EI se formó con miembros descontentos del Talibán que tienen una visión aún más extrema del islam, cuando los milicianos tomaron amplios territorios en Irak y Siria. El grupo, que ha adoptado el nombre de Khorasan, el nombre histórico de la región, emprendieron una campaña de brutales ataques como el asalto en 2020 a un hospital de maternidad en Kabul, donde murieron mujeres y bebés.

El Talibán ha combatido a milicianos del grupo EI en Afganistán. Sin embargo, es probable que la ofensiva en la que han tomado el país liberase a prisioneros del grupo EI junto con otros talibanes.

Por su parte, el primer ministro de Francia, Jean Castex, anunció el jueves que a partir de mañana no podremos evacuar gente desde del aeropuerto de Kabul debido a la inminente retirada estadounidense.

La ministra danesa de Defensa advirtió que ya no es seguro volar a o desde Kabul. La última comitiva danesa que salió de la capital afgana era de unas 90 personas, además de diplomáticos y soldados enviados para ayudar con la evacuación, indicó Bramsen.

Polonia y Bélgica ya habían puesto fin a sus evacuaciones desde Afganistán.

El Talibán recuperó el control de Afganistán casi 20 años después de verse derrocado por la invasión liderada por Estados Unidos tras los ataques del 11 de septiembre de 2001. Los ataques fueron orquestados por Al Qaeda bajo cobijo de los talibanes.

El regreso de los talibanes al poder ha hecho huir a muchos afganos, que temen represalias y el posible regreso de su brutal régimen.

___

Corbet informó desde París, Lawless desde Londres, Olsen desde Copenhague, Dinamarca. Los periodistas de Associated Press Jon Gambrell en Dubái, Emiratos írabes Unidos, y James LaPorta en Boca Ratón, Florida, contribuyeron a este despacho.