Fiscales: Estafadores de NY usaban indigentes para demandar

Una red fraudulenta en Nueva York en la que abogados y médicos corruptos generaron más de 20 millones de dólares en arreglos de demandas manipulando a centenares de personas sin hogar y a otras par...

Una red fraudulenta en Nueva York en la que abogados y médicos corruptos generaron más de 20 millones de dólares en arreglos de demandas manipulando a centenares de personas sin hogar y a otras para que fingieran caídas fue desmantelada y se presentaron cargos, dijeron las autoridades el miércoles.

Los cargos contra dos abogados y dos médicos ante un tribunal federal en Manhattan fueron dados a conocer por las autoridades, que detallaron una estafa en la que personas presuntamente aceptaron someterse a cirugías innecesarias para elevar el valor de las demandas de compensación por accidentes falsos.

La fiscal federal Audrey Strauss dijo que los acusados se aprovecharon de los miembros más vulnerables de la sociedad para cometer un fraude que se extendió desde enero del 2013 hasta abril del 2018.

Los acusados abusaron de sus licencias profesionales y posiciones de confianza para robarles millones de dólares a negocios neoyorquinos y sus compañías de seguros a través de un ardid masivo de fraude con caídas, dijo en una nota de prensa.

Michael J. Driscoll, un funcionario del FBI en Nueva York, dijo que el ardid era más que reprobable.

Añadió que el caso ilustra lo lejos que algunas personas están dispuestas a ir por dinero.

El abogado Marc Elefant, de 49 años, y los médicos Andrew Dowd, de 45, y Sady Ribeiro, de 51; fueron arrestados el miércoles y esperaban su comparecencia en la corte. Otro abogado, George Constantine, de 58, se entregaría el jueves, dijeron las autoridades.

Aaron Mysliwiec, abogado de Dowd, declinó comentar.

Michael Bachner, abogado de Elefant, dijo que su defendido niega las acusaciones contenidas en la imputación y espera su oportunidad en la corte.

Marc Gann, que representa a Constantine, dijo que su defendido niega las acusaciones categóricamente y va a disputar esos cargos en la corte.

El abogado de Ribeiro no respondió de momento a un pedido de comentario.

La imputación dice que los arreglos en las demandas consiguieron más de 20 millones de dólares, mientras que Constantine cobró más 5 millones en honorarios como abogado.

Down, un cirujano ortopédico, ganó 9.500 dólares por cirugía, realizando centenares de operaciones de rodilla y hombros en pacientes que eran parte del fraude, agrega el acta de acusación. Ribeiro, en tanto, era un médico experto en dolor y cirujano que realizó operaciones de la espalda y otros procedimientos a casi 200 pacientes.

Según la acusación, los participantes en la trama reclutaron a más de 400 personas para que alegaran que se habían caído donde no se había producido ningún accidente o para que se cayeran deliberadamente en lugares de la ciudad de Nueva York donde pudieran alegar que había grietas en las aceras, baches o puertas de sótanos sin asegurar.

A continuación, los abogados presentaban demandas alegando que las caídas se debían a la negligencia de los propietarios de los lugares del accidente, según la acusación.