EEUU: Corte Suprema ordena reanudar "Permanecer en México"

La Corte Suprema se rehusó el martes a bloquear el fallo de un tribunal menor que ordena al gobierno del presidente Joe Biden reinstaurar una política del gobierno previo que obliga a los solicitant...

La Corte Suprema se rehusó el martes a bloquear el fallo de un tribunal menor que ordena al gobierno del presidente Joe Biden reinstaurar una política del gobierno previo que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en México a que llegue la fecha de las audiencias para su caso.

Con el disenso de los tres jueces liberales, la corte señaló que es posible que el gobierno violara la ley federal en su intento de rescindir del programa conocido informalmente como Permanecer en México.

Se desconoce cuántas personas resultarán afectadas y qué tan pronto. Según el fallo del tribunal menor, el gobierno debe realizar un esfuerzo de buena fe para reiniciar el programa.

Un juez federal de Texas había ordenado la semana pasada la reinstauración del programa, cuyo nombre formal es Protocolos de Protección al Migrante. Tanto el juez como la Corte Federal de Apelaciones del 5to Circuito rechazaron la solicitud del gobierno de suspender el fallo.

El magistrado Samuel Alito ordenó una breve demora para otorgarle al pleno de la corte el tiempo necesario para considerar la apelación del gobierno para mantener el fallo suspendido en lo que el caso se dirime en los tribunales.

El tribunal del 5to Circuito ordenó una consideración expedita a la apelación del gobierno.

La corte no dio una gran explicación de su decisión, aunque sí hizo mención de su opinión del año pasado en la que rechazó el intento del gobierno del expresidente Donald Trump de poner fin a otro programa migratorio, el de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus iniciales en inglés). En ese caso, el tribunal ratificó que la decisión de terminar el DACA era arbitraria y caprichosa, lo que viola la ley federal.

El gobierno no ha podido demostrar la posibilidad de éxito sobre la afirmación de que el memorándum que rescinde los Protocolos de Protección al Migrante no era arbitrario y caprichoso, escribió la corte el martes en su orden sin firma.

Ninguno de los tres jueces en disenso escribió una opinión en la que expresaran su postura del caso.

Durante la presidencia de Trump, la medida obligaba a decenas de miles de solicitantes de asilo en Estados Unidos a regresar a México. Su objetivo era desalentar a los solicitantes de asilo, pero sus detractores señalaron que la política le negaba a la gente su derecho legal a buscar protección en Estados Unidos, obligándolos a esperar en peligrosas ciudades en el lado mexicano de la frontera.

El juez Matthew J. Kacsmaryk ordenó que se reanudara el programa en respuesta a la demanda presentada por los estados de Texas y Missouri, cuyos gobernadores han intentado restablecer algunas de las estrictas políticas migratorias de la presidencia de Trump.

El gobierno de Biden argumentó que el presidente tiene clara autoridad para determinar las políticas migratorias y que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, tiene el criterio para decidir sobre enviar o no a los solicitantes de asilo de regreso a México.

En su escrito presentado ante la Corte Suprema el viernes pasado, el gobierno alegó que la medida ha estado inactiva por más de un año, y restablecerla súbitamente perjudicaría las relaciones de Estados Unidos con aliados regionales clave, alteraría severamente sus operaciones en la frontera sur, y amenazaría con crear una crisis diplomática y humanitaria".

El gobierno de Trump dejó de utilizar en buena medida la política de Permanecer en México al inicio de la pandemia, punto en el que comenzó a expulsar a prácticamente todo aquel que cruzara la frontera suroeste en apego a otro protocolo: una orden de salud pública que continúa vigente. El gobierno de Biden dijo que la política sobre solicitantes de asilo había estado prácticamente inactiva durante meses, incluso antes de la llegada de la pandemia de COVID-19.

Biden suspendió el programa en su primer día de gobierno, y el Departamento de Seguridad Pública le puso fin en junio.

Kacsmaryk fue nominado como juez federal por Trump. El panel del 5to Circuito que emitió su fallo la noche del jueves incluye a dos designados por Trump: Andrew Oldham y Cory Wilson, junto con Jennifer Walker Elrod, quien fue postulada al cargo por George W. Bush.