EEUU sanciona a paraguayos que operan en la triple frontera

y tiene capacidad para lavar cientos de millones de dólares, de acuerdo con el departamento del Tesoro. Kassem mantiene fuertes lazos con políticos paraguayos, policías, fiscales y operadores de ca...

y tiene capacidad para lavar cientos de millones de dólares, de acuerdo con el departamento del Tesoro. Kassem mantiene fuertes lazos con políticos paraguayos, policías, fiscales y operadores de casas de cambio que le permitían operar en el área, dijo el departamento en un comunicado.

Como despachante, usaba compañías de exportación e importación para importar mercaderías desde Estados Unidos a través de puertos de entrada de Paraguay y venderlas en ese país. Las ganancias luego se transfieren a través de casas de cambio y bancos de Ciudad del Este hacia Estados Unidos, China y Hong Kong, entre otros lugares, según el comunicado del gobierno estadounidense.

Khalil, por su parte, fue sancionado por asistir materialmente, patrocinar o suministrar asistencia financiera, material o técnica, para Kassem.

Liz Paola Doldán González fue identificada también como una intermediaria que trabajaba con envíos desde Estados Unidos. Los intermediarios suelen pagar sobornos a trabajadores portuarios, despachantes y funcionarios de aduanas de Paraguay para procesar las importaciones y exportaciones a través de la aduana paraguaya.

Entre las empresas sancionadas aparecen España Informática S.A., Emprendimientos Inmobiliarios Misiones S.A., Apolo Informática S.A., Mundo Informático Paraguay S.A., y Mobile ZOne International Import-Export S.R.L.

La triple frontera de Paraguay, Argentina y Brasil es un área de preocupación para Estados Unidos y otros países. Históricamente ha sido un área atractiva y con un ambiente financiero de poco control para actividades terroristas y criminales.

En la zona hay una importante cantidad de casas de cambio y se realizan actividades de lavado de dinero a través de las importaciones y exportaciones, el mercado electrónico y el sector automotriz, de acuerdo con el gobierno estadounidense.