Grecia combate dos nuevos incendios entre fuertes vientos

El servicio de bomberos de Grecia envió el lunes medios aéreos y terrestres a al menos dos nuevos incendios en zonas ya golpeadas por el fuego este verano, en medio de fuertes vientos que complicaba...

El servicio de bomberos de Grecia envió el lunes medios aéreos y terrestres a al menos dos nuevos incendios en zonas ya golpeadas por el fuego este verano, en medio de fuertes vientos que complicaban las labores de extinción.

El primero se declaró por la mañana en la segunda isla más grande del país, Evia, que ya vio su zona norte calcinada este mes por un fuego que ardió durante más de 10 días. El segundo ardía en la zona de Vilia, al noroeste de Atenas, donde se controló un gran fuego el viernes después de cinco días.

Las autoridades emitieron una orden de evacuación para Vilia, donde algunos vecinos rociaban sus casas y jardines con mangueras con la esperanza de salvarlas. La policía cortó el tráfico en una autopista cercana.

Una gran batalla ha comenzado, dijo a Open TV el gobernador de la región, Giorgos Patoulis.

Este mes, que comenzó con la ola de calor más grave en Grecia en unas tres décadas, se está convirtiendo con rapidez en una de las temporadas de incendios más destructivas del país, con docenas de focos declarados cada día en todo el país.

Miles de personas se han visto obligadas a huir de las llamas, que han devorado bosques, terrenos agrícolas, viviendas y negocios. Evia se ha visto especialmente afectada. Un gran fuego calcinó miles de hectáreas, de una costa a otra, tras más de 10 días activo.

Un bombero voluntario ha muerto y al menos cuatro más han sido hospitalizados con quemaduras.

La capacidad del país de combatir el fuego se ha visto exprimida hasta el límite y el gobierno pidió este mes ayuda internacional mientras cuatro grandes incendios ardían en distintas partes del país.

El Departamento de Bomberos anunció que movilizaría fuerzas terrestres y aéreas a la zona de Vilia, unos 60 kilómetros (40 millas) al noroeste de Atenas.

Casi 300 bomberos, incluidos refuerzos enviados desde Rumanía, estaban ya en la zona trabajando en el lugar del incendio anterior, que quemó buena parte de un pinar y varias viviendas.

El otro gran fuego comenzó por la mañana en el sur de Evia, cerca de la costa oeste de la isla. El departamento de incendios envió 64 bomberos, un equipo de tierra, nueve helicópteros y un avión que descargaba agua. Tras varias horas, dijo haber contenido el foco.

Las causas de los incendios en Grecia no se han confirmado de forma oficial, aunque más de una docena de personas han sido detenidas como sospechosas de incendio provocado, incluido un chico de 14 años.

El ministro de Protección Ciudadana, Michalis Chrisochoidis, dijo el viernes que un fiscal de casos de crimen organizado participaba en la investigación sobre las causas de los incendios.

Otros países mediterráneos han sufrido un intenso calor e incendios forestales. Los recientes incendios han matado al menos a 75 personas en Argelia y 16 en Turquía, mientras que en el sur de Francia 1.200 bomberos han luchado por contener un gran fuego que ha obligado a huir a miles de personas, matado a dos y herido a 26.

Una sequía que va a más y el calor también han alimentado fuegos en el oeste de Estados Unidos y en la región rusa de Siberia.

Los científicos dicen que hay pocas dudas de que el cambio climático derivado del uso de combustibles fósiles como carbón, petróleo y gas natural impulsa fenómenos climatológicos más extremos.