Piden desalojar zona costera de EEUU en trayectoria de Henri

Habitantes desalojaron comunidades costeras y realizaron compras de último minuto en busca de baterías y gasolina a medida que el huracán Henri se acercaba a Long Island y al sur de Nueva Inglaterr...

Habitantes desalojaron comunidades costeras y realizaron compras de último minuto en busca de baterías y gasolina a medida que el huracán Henri se acercaba a Long Island y al sur de Nueva Inglaterra, al tiempo que las autoridades solicitaron a millones de personas en la ruta de la tormenta que se preparen para enfrentar lluvias torrenciales y marejadas ciclónicas.

Debido a su trayectoria, Henri podría tocar tierra el domingo antes del medio día o por la tarde en la larga franja costera, y los avisos de huracán abarcaban desde las cercanías del antiguo puerto ballenero de New Bedford, en Massachusetts, así como las lujosas fincas frente al mar en Los Hamptons, Nueva York, y la isla vacacional de Fire island.

Los vientos intensos y oleaje de las mareas potencialmente peligroso afectarían zonas distantes al este como Cabo Cod y tan distantes al oeste como la costa de Nueva Jersey, según los pronósticos, y las empresas de servicio público advirtieron que las interrupciones del suministro de energía podrían durar al menos una semana o incluso más. Los gobernadores solicitaron a los habitantes mantenerse en casa durante la mayor intensidad de la tormenta.

Henri se estaba desviando un poco más hacia el oeste respecto de lo previsto, poniendo en su ruta a Long Island en lugar de Nueva Inglaterra, lo que redujo el tiempo para prepararse a la población que se encuentra directamente en la ruta de la tormenta.

Una orden obligatoria de desalojo fue emitida para algunos habitantes próximos al mar en Madison, Connecticut. La primera superintendente Peggy Lyons escribió en un aviso público que todos los residentes que no abandonen la zona de evacuación para las 9:00 de la noche ponen sus vidas en peligro y los equipos de seguridad pública no podrán asistirles si lo solicitan una vez que los vientos rebasen los 80,4 kilómetros por hora (50 mph).

Residentes y visitantes en Fire island, una franja estrecha de comunidades areniscas apenas sobre el nivel del mar frente a la costa sur de Long Island, Nueva York, recibieron instrucciones de desalojar la zona urgentemente. Las últimas embarcaciones partirán a las 10:40 de la noche del sábado. Después de eso, indicaron las autoridades, podría no haber manera de abandonar el área para quienes decidan quedarse.