Se prepara costa este de EEUU para llegada de huracán Henri

Los preparativos para la llegada de una tormenta se tornaron más urgentes el sábado cuando el huracán Henri se acercaba a la costa noreste de Estados Unidos.

Los preparativos para la llegada de una tormenta se tornaron más urgentes el sábado cuando el huracán Henri se acercaba a la costa noreste de Estados Unidos.

El curso más reciente de la tormenta la colocaba en curso para azotar el domingo un largo tramo de costa, con las advertencias de huracán extendidas desde la isla de veraneo de Fire Island y las residencias lujosas de los Hamptons, en Nueva York, hasta el viejo puerto ballenero de New Bedford, en Massachusetts.

Las autoridades esperan vientos intensos y marejadas potencialmente peligrosas desde Nueva Jersey hasta Cape Cod, y las compañías de servicios públicos advirtieron que los apagones consiguientes podrían durar una semana o más.

Henri estaba tornando más hacia el oeste que lo anticipado originalmente y si ese rumbo se mantiene, tendría en el centro de la mira el este de Long Island en lugar de Nueva Inglaterra, que no ha sido azotada directamente por un huracán desde el mortífero Bob en 1991.

Nueva York no ha sido golpeado directamente por un ciclón desde que la Súper Tormenta Sandy causó estragos en 2012. Algunas de las reparaciones más importantes de aquella tormenta han sido completadas, pero muchos proyectos diseñados para proteger contra tormentas futuras siguen sin finalizar.

Residentes y visitantes en Fire island, una estrecha franja de comunidades en la arena apenas sobre el nivel del mar frente a la costa sur de Long Island, Nueva York, recibieron instrucciones de desalojar la zona urgentemente. Las últimas embarcaciones partirán a las 10:40 de la noche del sábado. Después de eso, indicaron las autoridades, podría no haber manera de abandonar el área para quienes decidan quedarse.

Si no salen de la isla hoy, quedaran varados allí y no sabemos qué condiciones podrían enfrentar. Pero podría ser difícil. Pudieran ser peligrosas, dijo el jefe de gobierno del condado Suffolk, Steve Bellone.

Con vientos máximos de 120 kilómetros por hora (72 mph) el sábado, Henri se dirigía con rumbo norte-noreste a 27 kilómetros por hora (17 mph) el sábado por la tarde. Estaba ubicado unos 635 kilómetros (395 millas) al sur de Montauk Point, en el extremo oriental de Long Island.

Los expertos prevén oleajes de entre un metro y 1,5 metros (entre tres y cinco pies) desde Flushing, Nueva York hasta Chatham, Massachusetts, y las comunidades de North Shore y South Shore de Long Island.

Se prevén precipitaciones de entre 7,5 y 15 centímetros (de tres a seis pulgadas) por todo el noreste entre el domingo y el lunes.