Vietnam usa soldados para ayudar en crisis del COVID

El gobierno vietnamita ha despachado soldados a Ciudad Ho Chi Minh para entregar alimentos y artículos básicos a ciudadanos que no pueden salir de sus casas debido a la pandemia del coronavirus.

El gobierno vietnamita ha despachado soldados a Ciudad Ho Chi Minh para entregar alimentos y artículos básicos a ciudadanos que no pueden salir de sus casas debido a la pandemia del coronavirus.

Los militares ayudarán en cuestiones logísticas en la ciudad de 10 millones de habitantes, donde la ciudadanía ha recibido órdenes de quedarse en sus casas por dos semanas debido al repunte del virus, según un anuncio publicado el viernes en el website del gobierno.

La decisión surge en momentos en que Vietnam, que ha tenido relativamente pocos casos durante la pandemia, registró 10.000 casos nuevos y 390 decesos el viernes. En la Ciudad Ho Chi Minh ocurrieron 3.500 de los casos nuevos.

La ciudadanía debe quedarse en sus casas, aislados unos de otros, en cada casa, en cada comunidad, declaró el primer ministro Pham Minh Chinh en un encuentro el viernes con líderes de provincias sureñas afectadas por el virus.

El mandatario además exhortó a los obreros migrantes a quedarse en la ciudad a fin de no propagar aun más la enfermedad.

La Ciudad Ho Chi Minh vive bajo estrictas medidas sanitarias desde junio, inclusive la prohibición de reuniones de más de dos personas en público y la prohibición de salir de la casa a excepción de casos necesarios como para comprar comida o, en ciertos sectores, ir a trabajar. Bajo las nuevas medidas, los habitantes de zonas de alto riesgo no pueden salir de sus casas del todo.

La ciudad ha creado casi una veintena de hospitales temporales para víctimas de COVID-19, pero el gran número de casos activos implica que no todos podrán ser hospitalizados. Según el Ministerio de la Salud, unos 19.000 enfermos con síntomas leves han recibido pedidos de quedarse en sus casas con ayuda de personal móvil que ha sido despachado a distintos vecindarios.

En Hanoi, la capital, las autoridades prorrogaron por otras dos semanas las restricciones antivirus. Allí los habitantes deben permanecer en sus viviendas aunque pueden ir a comprar alimentos tres veces a la semana, con cupones especiales.

Vietnam logró mantener sumamente baja su tasa de contagios hasta abril. Hasta ese momento había registrado apenas 35 fallecimientos. Desde agosto, sin embargo, se ha registrado un promedio de más de 300 decesos diarios.