Grace regresa a la costa mexicana con fuerza de huracán

El huracán Grace, que se redujo momentáneamente a tormenta tropical, se dirigía la noche del viernes por segunda vez hacia suelo mexicano, ahora a la costa del Golfo de México, después de provoca...

El huracán Grace, que se redujo momentáneamente a tormenta tropical, se dirigía la noche del viernes por segunda vez hacia suelo mexicano, ahora a la costa del Golfo de México, después de provocar destrozos en la península de Yucatán, la principal zona turística del país.

La tormenta perdió algo de fuerza al cruzar la península, siendo una zona carente de montañas importantes, pero el jueves por la noche empezó a cobrar fuerza sobre las aguas relativamente cálidas del Golfo.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que los vientos de Grace eran de 140 km/h (85 mph) el viernes por la mañana. Su ojo estaba a 325 kilómetros (200 millas) al este de Tuxpan y se trasladaba hacia el oeste a 22 km/h (14 mph).

Grace reducía su velocidad sobre las aguas cálidas de la Bahía de Campeche, por lo que meteorólogos advirtieron que se fortalecería antes de tocar tierra.

El Servicio Meteorológico Nacional de México dijo en un comunicado que Grace tocará tierra entre las 9 de la noche de este viernes y la madrugada del sábado entre las localidades de Tecolutla y Nautla, estado de Veracruz, probablemente como huracán categoría 2 con vientos entre 154 y 177 kilómetros por hora.

Grace ha generado vientos fuertes y lluvias en las poblaciones de Tuxpan, Poza Rica, Xalapa, El Puerto de Veracruz y Catemaco, así como en localidades costeras de los estados de Tabasco y Tamaulipas, precisó el organismo estatal.

Horas antes del arribo del huracán a las costas de Veracruz ya había un fuerte oleaje. Algunos pescadores sacaron sus embarcaciones del mar y las llevaron hacia el interior del puerto para evitar que sufrieran daños, mientras comerciantes colocaban láminas de madera sobre las ventanas y vidrieras de sus locales para protegerlos.

Las autoridades esperan que los estados centrales y la capital mexicana reciban el impacto como tormenta tropical, por lo que se prevén fuertes rachas de viento y lluvias intermitentes durante el fin de semana.

El gobierno de México llamó a la población a mantenerse en alerta para tomar las acciones necesarias para reducir en lo posible el impacto del fenómeno meteorológico.

El encargado de la Subdirección General Técnica de la estatal Comisión Nacional de Agua (Conagua), Heriberto Montes Ortiz, indicó que Grace podría generar un incremento en los caudales de ríos y arroyos, así como inundaciones en zonas bajas con posibilidad de deslizamientos de terreno y afectaciones en caminos y tramos carreteros.

Ante las previsiones Conagua mantiene vigilancia en los ríos, presas y localidades ubicadas en la zona de lluvias, particularmente en los estados de Veracruz, Puebla, Hidalgo y Tlaxcala.

El huracán pasó el jueves cerca de Tulum, un balneario célebre por sus ruinas mayas. Algunas familias pasaron horas de terror al refugiarse de los árboles y las ramas que caían y los escombros voladores.

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, dijo que la tormenta dejó sin luz a unos 84.000 usuarios en Cancún y 65.000 en Playa del Carmen, Cozumel, Puerto Aventura y Tulum. Dijo que no se reportaron muertes.