Nueva Inglaterra se prepara para su 1er huracán en 30 años

Los habitantes de Nueva Inglaterra comenzaron a retirar embarcaciones del agua y a tomar otras precauciones el viernes para enfrentar su primer huracán directo en 30 años, la tormenta tropical Henri...

Los habitantes de Nueva Inglaterra comenzaron a retirar embarcaciones del agua y a tomar otras precauciones el viernes para enfrentar su primer huracán directo en 30 años, la tormenta tropical Henri que se encamina hacia el noreste de Estados Unidos.

Se prevé que Henri adquiera fuerza de huracán para el sábado, indicó el Centro Nacional de Huracanes. El fenómeno azotará el domingo los estados que forman Nueva Inglaterra, incluido Cape Cod, que está lleno de miles de turistas de verano.

El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, solicitó el viernes a los paseantes que se marchen de Cape Cod antes de la llegada de Henri, y a quienes tenían pensado vacacionar en el lugar que posterguen sus planes.

No queremos que la gente quede atascada en el tránsito vial en los puentes de Cape Cod cuando la tormenta esté desplegando toda su fuerza el domingo, agregó.

Esta tormenta es extremadamente preocupante, dijo Michael Finkelstein, jefe de la policía y director de manejo de emergencias en East Lyme, Connecticut. Hace bastante tiempo que no vivíamos una situación como esta y no hay duda de que nosotros y el resto de Nueva Inglaterra podríamos tener verdaderas dificultades por el impacto directo de un huracán.

Finkelstein señaló que le preocupan más las zonas bajas de la ciudad, a las cuales podría volverse imposible acceder debido a las inundaciones y la marejada ciclónica.

El jueves se cumplieron exactamente 30 años de que el huracán Bob tocó tierra en Rhode Island como un huracán categoría 2, dejando al menos 17 muertos y daños por más de 1.500 millones de dólares. Las calles de las localidades costeras quedaron llenas de embarcaciones que se soltaron de sus amarras, y cientos de miles de personas no tuvieron electricidad ni agua durante varios días.

___

Eaton-Robb reportó desde Columbia, Connecticut. Los periodistas de The Associated Press Skip Foreman, en Winston-Salem, Carolina del Norte, y William J. Kole, en Warwick, Rhode Island, contribuyeron a este despacho.