Favorable una decena de apelaciones de manifestantes en Cuba

De las 67 personas juzgadas por las inusuales protestas de hace un mes en Cuba y que presentaron una apelación, 11 fueron resueltas a favor de los acusados, informó el Tribunal Supremo.

De las 67 personas juzgadas por las inusuales protestas de hace un mes en Cuba y que presentaron una apelación, 11 fueron resueltas a favor de los acusados, informó el Tribunal Supremo.

Hasta la fecha las autoridades no han revelado la cantidad de detenidos en los sucesos del 11 y 12 de julio, cuando se produjeron manifestaciones en varios puntos del país. Organizaciones no gubernamentales internacionales estimaron en unos 600 los arrestados.

Según informó el magistrado Joselín Sánchez del Tribunal Supremo Popular (TSP) al portal oficial Cubadebate, hasta la fecha se procesó a 67 personas en 23 causas, de las cuales una resultó absuelta en la primera instancia -en una corte municipal- y 45 presentaron apelaciones al siguiente nivel, las cortes provinciales.

Sánchez indicó que de las personas que habían interpuesto demandas 32 casos ya fueron resueltos y en 11 de ellos se había dado lugar a los reclamos, por lo que se modificó la sanción original.

En varios casos se cambió la pena permitiendo que los acusados paguen sus condenas en sus casas. Además, aclaró que otras 27 personas que tenían este tipo de libertad controlada no respetaron las condiciones, por lo que les fue revocado el permiso.

La Fiscalía había dicho anteriormente que las figuras asociadas a estas personas fueron las de menor peligrosidad como desorden público -que prevé penas de multa o de hasta un año de cárcel-, por lo que aún falta llevar ante los jueces a aquellos que supuestamente cometieron delitos de mayor violencia como asalto o saqueo.

Las manifestaciones se volvieron violentas en algunos puntos con actos vandálicos y destrucción de vehículos, aunque muchos participantes alegaron que la mayoría fue pacífica. Las demandas de los asistentes a las marchas -que no tuvieron un liderazgo claro- iban desde mejoras en el abastecimiento de bienes básicos y el cese de los cortes de luz, hasta otras de índole política, incluida mayor libertad o cambios en el gobierno.

Un hombre murió en enfrentamientos con la policía.