EEUU eliminará deuda estudiantil de discapacitados

El gobierno del presidente Joe Biden anunció el jueves que eliminará automáticamente la deuda estudiantil de más de 300.000 estadounidenses con discapacidades severas que les impiden ganar ingreso...

El gobierno del presidente Joe Biden anunció el jueves que eliminará automáticamente la deuda estudiantil de más de 300.000 estadounidenses con discapacidades severas que les impiden ganar ingresos significativos.

La decisión borrará más de 5.800 millones de dólares en deuda, de acuerdo con el Departamento de Educación, y marca el inicio de una reforma amplia de un programa que ha sido criticado por tener reglas excesivas.

Hemos escuchado claramente de los deudores con discapacidades y sus defensores sobre la necesidad de este cambio y estamos emocionados de implementarlo, dijo en un comunicado el secretario de Educación Miguel Cardona.

El gobierno federal ofrece alivio de deuda estudiantil para quienes están total y permanentemente discapacitados y tienen ingresos limitados. Pero las reglas actuales requieren que los deudores presenten documentación que certifique su discapacidad y se sometan a un período de tres años de pruebas para demostrar que tienen bajos ingresos.

Miles de personas han sido expulsadas del programa y mantuvieron sus deudas simplemente porque no presentaron pruebas de sus ingresos. Sin embargo, los críticos dicen que la complejidad de las reglas disuade a algunos de solicitar admisión al programa.

Los activistas han presionado al Departamento de Educación para que elimine el período de monitoreo y condone la deuda a quienes la Administración del Seguro Social ya identifica como discapacitados permanentes.

Bajo a nueva medida, las dos demandas serán satisfechas. A partir de septiembre, el departamento comenzará a eliminar la deuda estudiantil de 325.000 millones de personas identificadas por el Seguro Social como permanentemente discapacitadas.

Los prestatarios serán notificados una vez hayan sido aprobados. Se espera que todos los préstamos se cancelen al final del año.

El departamento además planea eliminar el período de monitoreo de tres años en el programa y que fue suspendido durante la pandemia. Se espera que ese cambio sea cimentado en el proceso federal de reglas que comienza en octubre, dijo el departamento.