Corte ratifica ley de Texas restrictiva de aborto

sin utilizar previamente un fármaco inyectado o un procedimiento de succión para garantizar que el feto ha muerto.

sin utilizar previamente un fármaco inyectado o un procedimiento de succión para garantizar que el feto ha muerto.

Los partidarios del derecho de aborto sostienen que la ley prohíbe, conocida como SB8, el que suele ser el método de aborto más seguro para mujeres en el segundo trimestre del embarazo, llamado en términos médicos dilatación y evacuación. Sostuvieron que el feto no puede sentir dolor durante el período de gestación afectado por la ley, y que una alternativa presentada por el estado, el uso de la succión para retirar el feto, también provoca desmembramiento.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del 5to Circuito bloqueó la aplicación de la ley el año pasado. Pero Texas solicitó y obtuvo una audiencia ante la corte en pleno.

La mayoría de los jueces en la audiencia en enero tomaron partido por Texas al sostener que las actas revelan que los médicos pueden realizar D&E (dilatación y evacuación) de forma segura y cumplir con la ley SB8 con métodos ya en uso generalizado.

Nancy Northup, presidenta y CEO del Centro por los Derechos Reproductivos, dijo que están analizando el fallo y las opciones legales.

Texas está empeñada en eliminar el aborto por medio de leyes, y es irritante que una corte federal ratifique una ley claramente contraria a décadas de precedentes de la Corte Suprema, dijo Northup. Ahora que las necesidades de salud de los tejanos son mayores que nunca, el estado debería volver el aborto más, no menos, accesible. No cabe duda de que el fallo de hoy perjudicará a quienes enfrentan las mayores barreras a la atención de la salud.