Niegan fianza a hombre que prestó servicios en Venezuela

Una jueza federal le negó la libertad bajo fianza a un empresario de Miami acusado de prestar sus servicios de mantenimiento a la flota de aviones de combate rusos en Venezuela, en violación de las ...

Una jueza federal le negó la libertad bajo fianza a un empresario de Miami acusado de prestar sus servicios de mantenimiento a la flota de aviones de combate rusos en Venezuela, en violación de las sanciones de Estados Unidos, tras determinar que existía riesgo de que se fugara, debido a sus amplios vínculos con el ejército del país sudamericano.

Jorge Nobrega admitió haber estado en varias bases aéreas venezolanas, haber volado en aviones militares y tener amigos dentro del ejército tras su detención reciente, declaró el miércoles un fiscal federal en una audiencia de lectura de cargos.

El caso contra Nobrega, que según los fiscales probablemente incluirá cargos de lavado de dinero, destaca entre varias otras investigaciones penales en curso centradas en la corrupción en Venezuela porque es uno de los primeros en investigar los tratos del ejército venezolano, un pilar fundamental de apoyo al presidente Nicolás Maduro.

También es probable que arroje luz sobre cómo el gobierno socialista de Maduro comenzó a depender de Tipco Asphalt, una empresa que cotiza en la bolsa en Tailandia y un antiguo comprador del petróleo crudo del país, para realizar pagos en todo el mundo una vez que las sanciones de Estados Unidos impuestas en 2019 le cortaron el acceso a los bancos de Occidente.

Después de ser detenido el domingo en el aeropuerto internacional de Miami, Nobrega habló durante más de dos horas con investigadores del Departamento de Seguridad Nacional y reconoció haber recibido dos pagos en marzo de 2020 por parte de Tipco, dijo en el tribunal el fiscal Kurt Lunkenheimer.

Según los investigadores federales, Tipco supuestamente transfirió entre marzo y julio de 2019 más de 2,4 millones de euros (2,8 millones de dólares) a una cuenta bancaria en Portugal a nombre de la empresa de Nobrega, Achabal Technologies. De esa cantidad, la mayor parte se transfirió a las cuentas estadounidenses de Nobrega, pero sigue sin conocerse el destino de alrededor de 1 millón de euros en el banco portugués.

Él podría tener los medios para vivir bien fuera de Estados Unidos si tuviera que huir, argumentó el fiscal Lunkenheimer.

La jueza Jacqueline Becerra estuvo de acuerdo y dijo que los vínculos de Nobrega con el gobierno de Venezuela y el hecho de que él tuviera una esposa de facto y dos hijos menores viviendo en dicho país también fueron un factor en su decisión de rechazar un pedido de libertad bajo fianza que incluía ofrecer como garantía dos apartamentos en Miami, así como una casa en Orlando que aún posee con su exesposa.