Rusia: Investigan derrame de petróleo frente al mar Negro

La principal agencia de investigación criminal de Rusia abrió una pesquisa el jueves en torno a un derrame de petróleo ocurrido frente a la costa del país en el mar Negro que al parecer es mucho m...

La principal agencia de investigación criminal de Rusia abrió una pesquisa el jueves en torno a un derrame de petróleo ocurrido frente a la costa del país en el mar Negro que al parecer es mucho más grande de lo que se había reportado.

El derrame ocurrió el fin de semana en la terminal de Yuzhnaya Ozereyevka, cerca del puerto de Novorossiysk y que es propiedad del Consorcio del Oleoducto del Caspio, que bombea crudo desde Kazajistán. El petróleo se derramó mientras se bombeaba en el buque petrolero Minerva Symphony, que navega bajo pabellón griego.

En un principio, las autoridades estimaron que el derrame sólo había cubierto 200 metros cuadrados (2.153 pies cuadrados), pero los científicos rusos dijeron el miércoles después de revisar unas imágenes satelitales que en realidad había cubierto alrededor de 80 kilómetros cuadrados (cerca de 31 millas cuadradas).

La organización World Wildlife Fund de Rusia ha estimado que se han vertido alrededor de 100 toneladas de crudo en el mar.

El Comité Investigador, la principal agencia de investigación criminal del país, dijo el jueves que estaba llevando a cabo una pesquisa sobre las acusaciones de infligir daños significativos a los recursos biológicos marinos. El comité dijo que realizó registros en el Consorcio del Oleoducto del Caspio e inspeccionó la zona en busca de daños.

Medios de comunicación rusos señalaron que se avistaron restos de crudo a lo largo de la pintoresca costa del país en el mar Negro, incluida la localidad de Abrau-Diurso y un delfinario en Bolshói Utrish, a 25 kilómetros (15 millas) al oeste, donde los trabajadores colocaron barreras para proteger a los mamíferos. También se observó la película aceitosa del derrame en el destino turístico de Anapa, más hacia el oeste.

Veniamin Kondratyev, el gobernador de la región de Krasnodar, trató de restar importancia al impacto del derrame, señalando que él y otros funcionarios viajaron a la zona en helicóptero y no vieron rastros del crudo en el mar. Se tomaron medidas rápidas para eliminar las consecuencias, dijo Kondratyev, de acuerdo con la agencia de noticias Interfax.

Posteriormente, el gobernador se reunió con el director del Consorcio del Oleoducto del Caspio, quien le aseguró que el océano ha permanecido limpio gracias a las rápidas acciones para contener el derrame.